Seis industrias impulsan un gran matadero para sacrificar hasta 300.000 cerdos al año

Despiece de carnes de ibéricos en las instalaciones de Señorío de Montanera, en Salvaleón. :: /BRÍGIDO
Despiece de carnes de ibéricos en las instalaciones de Señorío de Montanera, en Salvaleón. :: / BRÍGIDO

Se ubicará en el sur de la provincia pacense, tendrá una inversión de entre 15 y 20 millones y estará listo en dos años

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Complejo del Ibérico de Extremadura (CIEX). Así se llama una empresa que se constituyó formalmente el viernes y sobre la que hay puestas muchas expectativas por parte del sector porcino. Se trata de la sociedad que lidera el proyecto de un gran matadero para el ibérico que se construirá en suelo extremeño. Irá en el sur de la provincia de Badajoz, en un área estratégica porque se busca aprovechar la cercanía del norte onubense, sevillano y cordobés y también de Portugal. Será una instalación de referencia, capaz de sacrificar hasta 300.000 cochinos, con una inversión de entre 15 y 20 millones y que supondrá al menos cien puestos de trabajo.

Esos son los datos básicos de un proyecto al que ha tenido acceso HOY y cuyo horizonte temporal también está fijado. Se confía en concluir todo el proceso administrativo en este año, empezar a construir en 2019 y que empiece a funcionar antes de que llegue el verano de 2020. Se trata además del proyecto más maduro que hay ahora mismo puesto sobre la mesa en Extremadura, aunque el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, habló el mes pasado de otro gran matadero que se podría erigir en la provincia cacereña.

«Es necesario un gran matadero de porcino en Extremadura porque la inmensa mayoría de los sacrificios se producen fuera de la región, en territorio de Castilla y León. Eso significa que la región, sus productores y sus industriales, no pueden aprovechar un valor añadido del sector del ibérico», resume a este diario José Ignacio Moríñigo, gerente de Ibercom.

Aparte de la iniciativa privada, se espera contar con la presencia de la empresa pública Avante

Socios

Ibercom (Ibérico de Comercialización) es uno de los seis socios que se han unido para constituir Complejo del Ibérico de Extremadura, con sede social en Zafra, lugar donde se asienta Ibercom, una cooperativa ganadera constituida en 1999 que cuenta con 124 socios según su página web. Complejo del Ibérico no solo es una matadero sino que contará con salas de despiece.

«Se trata de un complejo de vital importancia para Extremadura. De vital importancia para el desarrollo de un sector clave. Se ha planificado con las últimas tecnologías existentes, contaría con todas las homologaciones sanitarias necesarias y serviría también para aprovechar todos los subproductos cárnicos que ahora no pueden optimizar las industrias», concluye Jaime García, director comercial de Montesano, con instalaciones en Jerez de los Caballeros.

Zafra, Jerez o Burguillos son opciones que se barajan para ubicar esta infraestructura

A Ibercom y Montesano se les ha sumado en el proyecto del gran matadero Señorío de Montañera (Badajoz y Salvaleón), Argal (con fábrica en Fregenal) e Industrias Cárnicas Villar (con fábrica en Burguillos del Cerro) como sociedades con larga presencia en nuestra región. El sexto socio es una industria de cerdo de fuera de la región que ya se ha introducido en el sector del ibérico.

Aparte de participación privada, los promotores confían en contar con la presencia pública a través del grupo empresarial Avante al tratarse el porcino ibérico de un sector estratégico para Extremadura.

Tras la constitución formal de la sociedad impulsora del gran matadero ahora es el momento de perfilar los detalles técnicos del mismo y ubicación. La idea es habilitar una línea de sacrificio de hasta 240 cerdos a la hora, con posibilidad de ampliación hasta los 400. Eso, en un año, puede suponer hasta 300.000 cochinos, tres veces más respecto al matadero de mayor capacidad ahora en la región.

Otro aspecto reseñable es el volumen de empleo que se pueda generar. Para el inicio de las operaciones en el matadero se necesitarían unos cien trabajadores, según las primeras estimaciones.

En cuanto a la posible ubicación, las opciones que se manejan son el suroeste de Badajoz, donde se concentra el grueso de cabezas de porcino y por su cercanía a provincias productoras de ibérico como Huelva, Sevilla o Córdoba. No hay decisión definitiva tomada. Zafra (y municipios colindantes), Jerez y Burguillos se presentan como las principales candidatas a acoger esta infraestructura.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos