El secreto mejor guardado de Juromenha

A unos 40 kilómetros de Badajoz, pasando la ciudad de Elvas y dirigiéndose por una carretera secundaria, se encuentra el pequeño pueblo portugués de Juromenha donde hacen de los peces de río un manjar