Si se sale en grupo por una zona forestal, lo más precavido es avisar al 112

P. A. G. EXTREMADURA.

Práctica de senderismo y deportes de naturaleza, acampadas, excursiones... se convierten en actividades habituales durante todo el año, y es posible encontrarse con un incendio en alguna de esas escapadas, que se practican en soledad o en compañía.

¿Cómo actuar si llega ese caso? En el caso de que se realice alguna salida con un grupo numeroso, los expertos ruegan encarecidamente que se avise al servicio de emergencias 112, sin cortapisas ni reparos, para indicarles tanto la zona por la que se va a transitar, como para dejarles un teléfono de localización en el que recibir aviso si hay algún problema. Si se origina un incendio, sabrán que hay gente en esa área y podrán actuar en consecuencia.

Si somos nosotros quienes detectamos un incendio, también hay que marcar el teléfono 112, e intentar ubicar el lugar en el que se ha producido. Es el momento perfecto para sacar todo el partido a las aplicaciones que llevan los teléfonos móviles y echar mano de las que nos indican mediante coordenadas, dónde estamos, para hacerlo saber a los responsables de extinción de incendios o enviar un whatsapp al teléfono que nos faciliten. Además, siempre que sea posible, se deben dar detalles sobre qué tipo de vegetación se está quemando (pasto, matorrales, árboles...).

Intentar mantener la calma

Cuando se conoce cómo se tiene que actuar ante una situación de riesgo, resulta más sencillo mantener la calma, que es una actitud fundamental en escenarios como el de un incendio.

Si llegamos a encontrarnos frente a uno de ellos, hay que huir de la parte alta de los barrancos, con el fin de evitar el efecto chimenea que tienen los incendios, pero también de otras más bajas, como los arroyos, en las que se acumule mucho combustible que favorece la difusión rápida de las llamas. Nada, tampoco, de correr monte arriba, porque el fuego puede ser más rápido que nosotros.

Lo ideal es buscar una zona abierta, que se encuentre desprovista de vegetación, desde la que se pueda proceder a la evacuación en helicóptero si llega a ser necesario.

Si hay que desplazarse, lo mejor es hacerlo lateralmente y de forma perpendicular al fuego, siempre en dirección opuesta al humo.

Un último consejo es evitar correr hasta estar fuera de la zona de influencia del incendio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos