Ritoré: «Pongo la mano en el fuego por las tres jugadoras investigadas por los amaños de los partidos»

Pablo Ritoré, junto a Estefa, en la renovación de la jugadora del Santa Teresa hace dos semanas. :: hoy/
Pablo Ritoré, junto a Estefa, en la renovación de la jugadora del Santa Teresa hace dos semanas. :: hoy

El vicepresidente del Santa Teresa defiende la presunción de inocencia de Estefa, Nayadet y Parralejo respecto a la trama de apuestas deportivas

MANUEL Gª GARRIDO

«Pongo la mano en el fuego por las tres jugadoras aunque pueda confundirme». Son las rotundas palabras de Pablo Ritoré, vicepresidente del Santa Teresa, quien afirmaba ayer a HOY que en el seno del club se encontraban sorprendidos y consternados por la detención de Estefa, Nayadet y Marta Parralejo. Las tres futbolistas pasaron el martes a disposición judicial en el marco de una operación llevada a cabo en todo el territorio nacional contra una organización dedicada al amaño de partidos de la Primera División de fútbol femenino y la Tercera masculina.

«No damos crédito, nosotros no tenemos ningún indicio de nada de lo que se les acusa. Insistimos en su presunción de inocencia». Ritoré asegura que no han recibido notificación alguna acerca de los arrestos o la operación por parte de ninguna fuente del caso y que toda la información que conocen ha sido a través de los medios. «Hemos tenido acceso al escrito de la Fiscalía, lo hemos podido leer, pero no nos ha llegado de forma oficial».

En todo momento, el directivo quiso disipar cualquier tipo de duda que pueda asociar la imagen del club a lo acontecido. «Nos sentimos seriamente perjudicados, el Santa Teresa no tiene nada que ver con todo esto. Son jugadoras que tienen contrato en vigor con nosotros, pero lo que está claro es que en el caso de que hayan realizado esas actividades fue al margen del club».

Ritoré considera a las tres jugadoras víctimas de esta situación. «Tal vez las hayan llamado, ellas se negarían, pero sus nombres aparecen en el teléfono de la persona involucrada», relata. Sostiene que las futbolistas están muy dolidas por todo lo ocurrido y «aunque queden libres y se demuestre su inocencia están marcadas de por vida por todo esto».

Ritoré descarta tomar cualquier tipo de determinación hasta que no haya una sentencia firme. Por tanto, no se rescindirán los contratos de las futbolistas de manera inminente, aunque se reservan la opción de tomar medidas legales contra ellas en caso de que se demuestre su culpabilidad en un futuro. «Cuando los jueces dictaminen lo que sea tomaremos la decisión oportuna. Pero no podemos actuar ahora, porque si las echamos y se demuestra que no tienen implicación habríamos sido injustos y estaríamos incurriendo en un despido improcedente».

El vicepresidente del Santa Teresa asegura haberse puesto en contacto con la Liga de Fútbol Profesional para conocer si cuentan con algún indicio de actividad fraudulenta en los partidos disputados por el conjunto pacense en el pasado curso. LaLiga lleva a cabo la monitorización de todos los encuentros de la Primera División femenina con el objetivo de velar por la seguridad e integridad del fútbol español, combatir las apuestas fraudulentas y evitar la manipulación en los resultados.

El estamento confía dicha vigilancia a la empresa Federbet, que realiza la misma labor en la competición doméstica masculina. «A mí me han dicho que no hay ningún partido nuestro en el que haya visos de falta de integridad. No existe ninguna apuesta por goles ni por resultados que les haya saltado».

La Fiscalía de Badajoz explicó en el comunicado emitido el martes que los amaños detectados consistirían en que en determinados partidos se marcasen tres o más goles. Es lo que se conoce como 'over 2.5'.

José Duarte, letrado que representa a Emilio Pinto, el supuesto cabecilla de esta trama, dijo ayer que el exjugador defiende su inocencia, razón por la que ya ha solicitado su salida de prisión.

Dos tramas diferenciadas

La Fiscalía de Badajoz ha expresado que las detenciones actuales, pertenecientes a la 'operación Cortés', representan una trama «separada y bien diferenciada» del grupo de investigados en febrero dentro de la 'operación Pizarro', en la que fueron detenidos el exjugador placentino Iván Moreno y el futbolista pacense Víctor Aguinaco.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra decretó ayer prisión provisional evitable mediante fianza de 3.000 euros para otros dos detenidos. Se trata de J. C. G., procedente de Valencia, que pertenece a la trama inicial del pasado febrero aunque ha sido detenido ahora, y R. B. R., de Madrid, vinculado con la trama actual. Según se explica, la 'operación Pizarro' se caracteriza sobre todo porque las apuestas solo se realizaban en el mercado asiático, a diferencia del primer grupo, que también incidían en apuestas realizadas en el territorio nacional.

La Fiscalía de Badajoz también informó ayer de que en el caso de R. A. T.V . y O. R. A., que el martes quedaron en libertad bajo fianza, son personas procedentes de Sevilla. Por último, añade que la investigación policial ha finalizado con la conclusión de esta segunda fase.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos