El refugio en la Vera del ministro Guirao

Marta Cerezo despacha pan en su establecimiento llamado Viva la Pepa /E.G.R.
Marta Cerezo despacha pan en su establecimiento llamado Viva la Pepa / E.G.R.

El recientemente nombrado titular de Cultura y Deporte posee una modesta casa en Villanueva de la Vera, que visita regularmente desde hace más de una década

ELOY GARCÍA VILLANUEVA DE LA VERA.

La comarca de la Vera continúa encandilando a mandatarios políticos de dentro y fuera de España. Ya le ocurrió a Carlos V hace más de cinco siglos, que eligió esta zona del norte de Cáceres - el monasterio de Yuste- para disfrutar de su retiro.

Tras él no han sido pocos los que han sentido la llamada de la Vera. Pedro Morenés (antiguo ministro de Defensa), Alberto Ruíz Gallardón (otrora titular de Justicia), Mariano Fernández Bermejo (también de Justicia)... Y ahora José Guirao, recientemente nombrado ministro de Cultura y Deporte.

Nuevo ministro
José Guirao prometió el cargo de ministro de Cultura y Deportes el pasado día 14 tras la dimisión de Huertas.
Trayectoria
Licenciado en filología hispánica. Desde enero de 2013 es director general de la Fundación Montemadrid y además es patrono de numerosas fundaciones, como la Federico García Lorca.

Hace ya más de una década que Guirao posee casa propia en el término municipal de Villanueva de la Vera, en el paraje Las Planas, hasta donde según los vecinos suele trasladarse los fines de semana, probablemente huyendo del estrés de la gran ciudad y en busca de un entorno natural enmarcado entre la sierra de Gredos y el valle del Tiétar.

Durante sus estancias suele dedicarse a la jardinería, algo que asegura le encanta

Una de las personas que mejor le conoce en Villanueva es Óscar Delgado, un ganadero de 47 años de edad que curiosamente es concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento. «¿Y qué más da el partido? Pepe es buena gente, conmigo siempre ha sido correcto y educado, y yo con él. Nos conocemos desde que compró el terreno para hacerse la casa, allá por el año 2004», comenta entre risas.

Delgado recuerda que tenía alquilado estos terrenos para que pastaran sus ovejas cuando el anterior propietario se lo vendió a Guirao. «Le pregunté si tenía que sacarlas y me dijo que no, que sin problema, que hasta que empezase la obra y plantase los árboles las dejara allí -recuerda-. Y así lo hice».

José Guirao
José Guirao

Cumpleaños

Sin duda Delgado es una de las personas, si no la que más, que mejor conoce a Guirao en Villanueva. Tanto que suelen comer o cenar el uno en casa del otro, e incluso a compartir las celebraciones de sus respectivos cumpleaños. Tal es la confianza mutua que en una ocasión le presentó a un vecino de Valverde de la Vera, Manuel Fernández, antiguo maestro en Villanueva y fotógrafo aficionado, porque éste le había comentado que le gustaría mostrar algunas de sus instantáneas al ahora ministro.

«Es una persona sencilla a la que le gusta pasar desapercibida, pero a la vez abierto a relaciones con los vecinos. Tanto es así que Pepe (siempre se refiera a él de esta forma coloquial) no tuvo problema en acercarse un día a casa de Manuel para ver las fotos. Le gustaron mucho e incluso le ofreció exponer en Madrid. Y me consta que desde entonces son buenos amigos», afirma.

Relax extremeño

No obstante Óscar insiste en que en estas tierras extremeñas Guirao busca principalmente relax. Suele dedicarse a la jardinería, algo que asegura que le encanta. Cuidando su jardín y los árboles autóctonos de su parcela, en la que se ubica una modesta casa de unos cien metros cuadrados, además de otros que va plantando. «Y también le gustan los animales. De hecho ya ha tenido tres mastines, que por cierto se los he dado yo», sonríe.

Esa cercanía y afabilidad la constatan no pocos vecinos de Villanueva. Varios de ellos se encuentran en el establecimiento Viva la Pepa, una tienda de productos naturales que también dispone de bar-cafetería, por donde Guirao suele dejarse caer para comprar pan. «Y ya de paso, si anda por aquí Óscar, pues se echa alguna cerveza», puntualiza Marta Cerezo, dueña de la tienda de tan constitucional nombre.

«Es muy agradecido, no como otros ministros y demás políticos que tenemos por aquí»

El ganadero Óscar Delgado, concejal del PP, se declara íntimo amigo de Guirao
El ganadero Óscar Delgado, concejal del PP, se declara íntimo amigo de Guirao / E.G.R.

La propia Marta destaca la sencillez de este almeriense, quien en el pueblo -asegura- siempre se ha comportado como uno más, vistiendo de manera informal y llegando con su coche -o andando- a comprar o tomar algo como cualquier vecino. «El otro día llegó con los escoltas, porque parece ser que es obligatorio, y a los que estábamos aquí nos dio hasta la risa», afirma riendo mientras el resto de la clientela asiente con la cabeza. «Si es que no estamos acostumbrados a verle así. La verdad es que es un tío encantador y supercampechano», apostilla.

Cerezo también destaca su carácter irónico, que unido a «su oratoria, su sentido del humor y su agilidad mental» hace que incluso se lance, como buen andaluz, a contar algún que otro chiste «con ese acento almeriense que a mí tanta gracia me hace», concluye.

Paraje Las Planas, donde Guirao posee una casa de campo
Paraje Las Planas, donde Guirao posee una casa de campo / E.G.R.

Persona agradecida

«Y muy agradecido, no como otros ministros y demás políticos que hemos tenido y tenemos por aquí», recalca uno de los clientes de Marta mientras se toma un botellín. «Recuerdo que en una ocasión se le atascó el coche en el río y tuvimos que ir a sacarlo, como haríamos y de hecho hacemos con cualquier vecino. Pues al acabar el tío cogió y nos invitó a comer», rememora.

Terminada la conversación, uno de los presentes en Viva la Pepa hace una última recomendación. «Trátanos bien al ministro, que es muy bueno y lo queremos mucho», comenta entre risas y miradas de complicidad del resto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos