El PSOE lleva a la Asamblea su rechazo al veto a los fruticultores

Piden el respaldo del Parlamento para exigir al Gobierno de España que retire su propuesta de quitar la financiación a las nuevas plantaciones

REDACCIÓN MÉRIDA.

El Grupo Parlamentario PSOE-SIEX ha registrado una propuesta de pronunciamiento en la Asamblea de Extremadura para exigir al Gobierno de España que desista de su propuesta de eliminar la financiación a los agricultores para las nuevas plantaciones de frutales.

Los socialistas recuerdan en su iniciativa que en Extremadura ya existe un Plan Estratégico para el Sector de la Fruta y piden al Ministerio que asuma el mandato que lanzó el pasado verano el Parlamento extremeño en defensa de los fruticultores extremeños, recuerda el PSOE en una nota de prensa.

Lamentan que, en vez de apoyar al sector, el Gobierno de Mariano Rajoy pretende nuevamente imponer un veto a los cultivadores de fruta de la región, «igual que hicieron con los viticultores del cava».

En ese sentido, critican que el Ministerio plantee que no se puedan financiar ni con fondos operativos de las organizaciones de productores ni a través del Programa de Desarrollo Rural, ni las nuevas plantaciones ni la necesaria renovación varietal.

Un «castigo» a la región

Para el PSOE, este planteamiento supone un despropósito, ya que «impone un castigo a regiones como Extremadura que se han autorregulado sin crecer exponencialmente como sí lo han hecho en otras regiones».

El Grupo Socialista critica, además, que el MAPAMA huya de un programa de arranque nacional de carácter voluntario donde puedan acogerse las explotaciones que generan excesos de oferta estructurales en determinadas regiones.

A su juicio, «no quieren poner fondos del Estado para pagarlo y pretenden pasar un control de potencial productivo a los programas operativos para que el sector costee estos arranques al 50%», lo que supone «una medida a medias, que sólo afectaría a una parte del sector, ya que no hay que olvidar que todos los fruticultores no están integrados en organizaciones de productores».

Por ello, para los socialistas, el PP «huye de nuevo de tomar decisiones en aquellos territorios donde hay más votantes» y prefiere «castigar» al sector de la fruta en Extremadura nuevamente sin tener en cuenta los esfuerzos realizados en cuanto a la mejora de las explotaciones, la adaptación al mercado, profesionalización, inversiones efectuadas o mejora varietal.

Todos estas innovaciones ponen de manifiesto, según los socialistas que el sector de la fruta en Extremadura «hace las cosas muy bien y se ha autorregulado, muy al contrario de lo que ha ocurrido en otras regiones».

Para evitar esta «perjudicial» medida, la propuesta de impulso socialista busca el apoyo en la Asamblea de Extremadura para que el Estado no limite la financiación de las nuevas plantaciones de frutales a través de los Programas Operativos de las Organizaciones de Productores y del Programa de Desarrollo Rural.

El PSOE plantea que el Estado adopte medidas de control de potencial mediante un programa de arranque nacional y aplique limitaciones en aquellas regiones donde existe un desequilibrio estructural en el sector.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos