Los proyectos sociales que se quedaron fuera del reparto del 0,7 recibirán 200.000 euros

Una mujer en silla de ruedas pasea a su perro en una imagen de archivo. :: HOY/
Una mujer en silla de ruedas pasea a su perro en una imagen de archivo. :: HOY

La Junta aumenta las cantidades de las nuevas líneas de subvención para paliar el desajuste generado con el reparto anual del IRPF

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Una segunda oportunidad para las muchas asociaciones extremeñas que se han quedado sin ayuda económica tras el reparto anual del 0,7% del IRPF, que por primera vez este año ha llevado a cabo la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales. La Junta busca una alternativa para estas entidades con el aumento de las cuantías de otras líneas de subvenciones. Por eso, de momento, ha incrementado en más de 200.000 euros las dos últimas convocatorias lanzadas para proyectos sociales, la segunda de las cuales se publica hoy en el Diario Oficial de Extremadura (DOE).

La primera convocatoria, publicada el pasado día 12, incluye un total de 335.000 euros, frente a los 230.000 del pasado año, para programas de inclusión social para colectivos excluidos o en riesgo de exclusión social.

La Consejería de Políticas Sociales destaca que, de momento, el importe se ha aumentado en 105.000 euros y que se trata de una convocatoria abierta y de concesión directa, «donde las solicitudes se irán concediendo, siempre que se reúnan los requisitos, a medida que se vayan presentando».

Hasta el momento se han contabilizado 14 solicitudes para financiar otros tantos programas de inclusión social, y de éstas, 12 corresponden a «programas de inclusión social que han sido denegados en la convocatoria de subvenciones con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)».

Desde la consejería que dirige José María Vergeles se indica que con esta línea de subvención se rescatarán proyectos de interés social que no han contado con la ayuda del IRPF y que el objetivo es llegar a todos los demandantes.

Por eso, aseguran las mismas fuentes, «la consejería está tramitando una orden de ampliación del importe de estas subvenciones para llegar a todos los solicitantes». De tal modo que finalmente el incremento sobre la cuantía del pasado año será superior a los 105.000 euros contabilizados hasta el momento.

También con el mismo fin, lograr que todos los programas de interés social sigan funcionando, la Consejería de Políticas Sociales continúa asesorando a las asociaciones gestoras de los mismos para que en estas nuevas líneas de subvenciones presenten la documentación y los proyectos precisos para lograr la ayuda. La Junta recuerda que, tal como a ello se ha comprometido José María Vergeles, «se está trabajando y se seguirá trabajando para que los programas de interés público continúen adelante».

Más convocatorias

En la misma línea, el DOE publicará hoy la segunda convocatoria de subvenciones. Se trata de ayudas para el desarrollo de programas de normalización social para la población inmigrante y la población gitana en Extremadura.

La cuantía por la que se convocan estas subvenciones es de 300.000 euros, lo que supone otro incremento de 100.000 euros respecto a la convocatoria de 2017.

«A ella podrán presentarse más asociaciones con programas que cumplan los requisitos de la orden», insiste la Consejería de Políticas Sociales, para así lograr que nuevos programas de más asociaciones consigan fondos para mantener sus proyectos en marcha, y paliar el desastre generado tras el reparto de la ayuda del IRPF.

Cabe recordar que los 6.048.962,23 euros que han llegado por esta vía a la región se han repartido solo entre 33 asociaciones y 91 programas, de las 160 entidades que han solicitado ayuda para 484 programas. La consecuencia es que decenas de asociaciones relacionadas con la discapacidad, el alzhéimer o la drogadicción, entre otras, se han quedado sin fondos para seguir con programas que, en muchas ocasiones, llevan años en la región y, por tanto, muchos trabajadores serán despedidos y muchos usuarios, las personas beneficiarias de los programas, se quedarán sin el servicio.

La Junta busca resolver esta situación con las nuevas líneas de subvención ya convocadas y con las próximas que llegarán por parte de Salud Pública y el Sepad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos