El próximo curso habrá más docentes en los institutos y menos en los colegios

Imagen de archivo de una profesora en un centro educativo. /HOY
Imagen de archivo de una profesora en un centro educativo. / HOY

El cómputo global supone la habilitación de 45 puestos de trabajo más el próximo curso, pero los sindicatos los consideran insuficientes

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

La bajada constante de la natalidad y la disminución por ello de la matrícula en la última década sigue teniendo una repercusión directa en la escuela extremeña. Especialmente en las primeras etapas, las de Infantil y Primaria. Porque cada año ese descenso de alumnos conlleva el cierre de nuevas aulas y, con ellas, la supresión de puestos de trabajo.

Más información

La propuesta de la Consejería de Educación para el próximo curso supone por ello una reducción de las plazas de maestros. En total, 93 supresiones: 62 en la provincia de Badajoz y 31 en la de Cáceres, según los datos facilitados ayer en las delegaciones a los representantes de los sindicatos.

Sin embargo, el próximo curso habrá más docentes en la región. Porque el cómputo global entre supresiones y creaciones es positivo. En total, serán 45 nuevas plazas. Un aumento que se produce, un año más, en el cuerpo de profesores, los que imparten clase en los institutos, escuelas de idiomas y conservatorios. De hecho, son 138 las nuevas plazas de profesores que se plantean crear el próximo curso. De ellas, 74 en la provincia pacense y 64 en la cacereña.

Porque si bien el descenso de la natalidad supone una continua reducción de la matrícula, y por tanto de los nuevos alumnos que llegan a la escuela, los años de crisis han conllevado la destrucción de muchos puestos de trabajo y por eso, también, la reincorporación de jóvenes y no tan jóvenes a las aulas, con o sin trabajo. Especialmente a la Formación Profesional.

De las 138 nuevas plazas de profesores que se plantean crear para el próximo curso, casi la mitad, 61, son en la FP. Una formación que en la última década ha sumado más de 6.000 nuevos alumnos hasta situarse en este curso cerca de los 20.000. Unas cifras que colocan su demanda ya por encima del Bachillerato, pues según los datos de la Consejería de Educación este curso esta etapa cuenta con 15.946 estudiantes (hace 10 años eran 16.243 ), lo que significa que cada vez es mayor el alumnado que se decanta por una formación práctica.

La FP es la formación que está reincorporando alumnos al sistema educativo extremeño

Motivo, además, por el que desde el departamento que dirige Esther Gutiérrez se están impulsando ciclos formativos en horario de tarde, ya que un 30% de la formación que se oferta está orientada a personas que están trabajando. Personas que están también motivando un crecimiento del alumnado en las etapas superiores y, por tanto, la necesidad de un incremento de las plantillas docentes en éstas.

«Consideramos que la propuesta de supresiones y creaciones para el próximo curso, que aún no es definitiva, supone un desplazamiento de las plantillas hacia la Secundaria, siguiendo la evolución de la población escolar», valora Francisco Jiménez, de CC OO.

Sin embargo, desde el punto de vista de esta central, «es preciso que se hagan esfuerzos para que no desaparezcan puestos de trabajo en Infantil y Primaria, y planteamos para ello que se lleven a cabo más desdobles, aulas de apoyo y reducción de la ratio en los centros urbanos que están por encima de la estipulada», añade Jiménez.

ANPE muestra su sorpresa por «el elevado número de supresiones en Infantil y Primaria, sobre todo en la provincia de Badajoz, así como el escaso número de creaciones en Secundaria y Medias habida cuenta de la notable oferta de empleo público», en palabras de Antonio Vera. Explica que las próximas oposiciones requieren «una plantilla orgánica igual en número, es decir estable, no funcional, donde puedan obtener destino» los que logren plaza tras el proceso selectivo. De lo contrario, «estarán sin destino definitivo durante años».

Un argumento que respaldan también CSIF y PIDE. Esta última central mantiene que la creación de plazas en Enseñanzas Medias es insuficiente, «sobre todo si se tiene en cuenta que la oferta de oposiciones es muy amplia y se tiene la intención de regresar a las 18 horas lectivas el próximo curso; por lo que sería preciso que se crearan más plazas de las 45 propuestas», afirma Alfredo Aranda.

Respecto a las supresiones en Infantil y Primaria, «no se pueden llevar a cabo sin analizar antes la situación de los colegios concertados de la zona y siempre que se pueda suprimir un concierto es lo que se tiene que hacer, antes de eliminar una plaza en un colegio público». Aranda defiende que «la enseñanza pública es garante de la igualdad de los ciudadanos y la Administración parece que lo olvida; la concertada es para completar y no sustituir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos