Cientos de personas claman en Extremadura contra la puesta en libertad de 'La Manada'

Concentración de protesta en la Plaza Mayor de Cáceres:: /LORENZO CORDERO
Concentración de protesta en la Plaza Mayor de Cáceres:: / LORENZO CORDERO

'No es abuso, es violación' o 'La calle es mía, de noche y de día', han sido algunos de los cánticos que se han podido escuchar

EFE

Centenares de personas se han echado a las calles de diversas ciudades extremeñas, ante la convocatoria de colectivos feministas, para mostrar su indignación por la decisión de la Audiencia Provincial de Navarra de dejar en libertad bajo fianza de 6.000 euros a los cinco condenados de La Manada.

«No es abuso, es violación» ha sido el grito unánime en estas concentraciones celebradas en Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia, y en las que se ha podido ver a representantes municipales, de partidos políticos y asociaciones.

Los asistentes a las movilizaciones en Extremadura han trasladado su apoyo a la víctima de La Manada al grito de 'Yo sí te creo' o 'Si nos tocan a una, nos tocan a todas'.

Algunas personas han portado pancartas con frases como 'la justicia patriarcal les ampara' y ante 'la sentencia machista, lucha feminista'.

En Mérida, más de 200 personas se han congregado en la Plaza de España y han visto como un grupo de chicas jóvenes vestidas como en los Sanfermines, de blanco y con pañuelo rojo, han hecho una performance en la que simulan la agresión sexual colectiva a una joven, mientras uno de los agresores lo graba en vídeo.

La concentración más multitudinaria ha tenido lugar en Badajoz donde unas 500 personas se han dado cita a las puertas de la Delegación del Gobierno para desplazarse después hasta los juzgados.

En declaraciones a los medios, Ángela Retuero, de Las Safistas, ha declarado que sienten «asco, rabia y vergüenza» y ha destacado que seguirán con las protestas «hasta que se haga justicia».

El colectivo feminista ha reclamado «prisión preventiva» para los miembros de La Manada hasta que «salga la sentencia definitiva, una sentencia que les aumente la pena».

Protesta en Badajoz, frente a la Delegación del Gobierno en Extremadura: HOY
Protesta en Badajoz, frente a la Delegación del Gobierno en Extremadura: HOY

La activista ve «ilógico» que el mismo tribunal que «apreció riesgo de fuga y de volver a delinquir, les deje ahora en libertad».

Isabel Franco, secretaria de la Asociación Mujeres Progresistas de Badajoz, se ha mostrado «indignada y preocupada» por «el mensaje muy triste que manda la justicia española hacia la sociedad y hacia las mujeres en particular».

También ha afirmado que cada vez que se produzca «un atentado como éste» saldrán a la calle para «concienciar a la gente de que no se puede permitir que una mujer salga sola a la calle con miedo».

En Cáceres, unas 400 personas han asistido a la movilización convocada por la Asamblea Feminista local en la Plaza Mayor, «para expresar enfado, ira y cansancio con la puesta en libertad de La Manada».

El colectivo había instado a acudir con «instrumentos, silbatos o cazuelas» para que «se enteren de una vez de que hasta aquí hemos llegado», y han pedido «revisar y modificar» el Código Penal.

A la concentración se han ido sumando diversas asociaciones como el colectivo de Periodistas Extremeñas 8M y el colectivo LGBTI Extremadura Entiende (EE).

«Es un auto muy desafortunado que pone en peligro a la mujer. Parece que sale más caro a efectos de justicia poner un tuit que violar», ha subrayado la presidenta de EE, Sisi Cáceres.

El enfado embargaba de igual modo a la periodista Sandra Moreno Quintanilla, quien ha expresado: «Hoy toca de nuevo salir unidas como periodistas y altavoces de la ciudadanía. Nos sentimos en la obligación y el derecho de alzar nuestra voz contra este auto».

Según el manifiesto que ha rubricado el colectivo de periodistas, el auto «denigra y pone en riesgo a las víctimas, así como genera una alarma social y un precedente de impunidad».

En esta línea se ha expresado a Efe el edil del Grupo Municipal Socialista Andrés Licerán: «La sentencia ya nos pareció muy light y este auto no garantiza el derecho de la mujer a sentirse libre y tranquila, que es lo que pide la sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos