El Presupuesto regional para 2018 sube un 4,6% por la recuperación económica

Fernández Vara, presidente de la Junta, y Blanco-Morales, titular de Hacienda, en la Asamblea./Brígido
Fernández Vara, presidente de la Junta, y Blanco-Morales, titular de Hacienda, en la Asamblea. / Brígido

El Gobierno regional contempla un aumento de ingresos pese a la crisis catalana y una subida del gasto en sanidad, infraestructuras y educación

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Presupuesto autonómico para 2018 crecerá un 4,6% respecto a este año gracias al efecto de la recuperación económica, lo que se notará en el aumento de recaudación por IRPF e IVA y en una mayor aportación del sistema de financiación autonómica. Así lo prevé la Junta de Extremadura en la documentación que este martes ha entregado a los grupos parlamentarios para afrontar la recta final de la negociación de las cuentas del próximo ejercicio.

Más información

Tras varias semanas de reuniones para abordar una reforma fiscal en una ley de acompañamiento a los Presupuestos, finalmente la Junta dio por cerrada la negociación en octubre. Entonces anunció que esta semana aportaría información a los grupos, tal como demandó la oposición, para dialogar sobre cuestiones concretas. Ayer dio ese paso. Su intención es llevar a la Asamblea un texto definitivo en la segunda quincena de noviembre.

Según la documentación que se entregó ayer, y que también se envió a los agentes sociales, el Presupuesto del próximo año ascendería a 5.407.975.906 euros, 236,35 millones de euros más que el del presente ejercicio. Se trata de datos consolidados, es decir, que incluyen a la Junta y a sus organismos y entidades autónomas.

El mayor incremento bruto en materia de ingresos, con un aumento de casi 88 millones de euros, se da en las transferencias corrientes, capítulo en el que se incluyen las aportaciones del sistema de financiación autonómica. Aunque no se precisa su cuantía (también forman parte de este apartado ciertas transferencias de fondos europeos), todo indica que la Junta trabaja con el incremento previsto por el Gobierno y que fue comunicado el pasado verano, antes por tanto de la crisis catalana y las consecuencias que pueda tener sobre la economía nacional.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya ha alertado de que varias comunidades autónomas, entre ellas Extremadura, no han tenido en cuenta estos efectos; y que ni siquiera han contemplado las consecuencias que podría tener para las entregas a cuenta del sistema de financiación una prórroga del Presupuesto del Estado de 2017. Para esta entidad, tanto en el primer caso como en el segundo se producirá una reducción de las aportaciones a las comunidades autónomas, y por tanto las previsiones de la Junta podrían ser demasiado optimistas.

Pese a ello, el Ejecutivo regional confía en una mayor aportación del Gobierno, como se aprecia también en la previsión al alza de las transferencias de capital del Estado, cifrada en 19 millones de euros.

El posible freno a la recuperación económica debido a la crisis catalana también podría afectar al aumento de recaudación fiscal que prevé la Junta, especialmente en el IVA (casi 58 millones de euros más), impuestos sobre consumos específicos como hidrocarburos y tabaco (23 millones) e impuesto sobre la renta (casi 18 millones).

El Gobierno autonómico también espera obtener más ingresos de las transferencias de capital de la Unión Europea, destinadas a inversiones (casi 30 millones de euros más); y por el aumento de la deuda pública, con 8,7 millones más que la partida recogida este año.

En el caso contrario, la Junta prevé recibir menos dinero por el canon de saneamiento (6,9 millones) por el impacto que tendrá la bonificación del 50% de la cuota que fue aprobada el pasado año y que entrará en vigor el próximo 1 de enero.

También espera 3 millones menos por el impuesto de transmisiones patrimoniales y 467.000 euros de caída por sucesiones. Aunque la Junta prevé dejar de percibir 5 millones con la reforma que propone en este tributo, hay que tener en cuenta que la reducción se hace sobre el Presupuesto en vigor y que la recaudación real está siendo mayor.

Suben sanidad e inversiones

En cuanto a los gastos, la información facilitada no ofrece datos desagregados por capítulos, por lo que no se puede conocer aún cuál es la previsión en materias como inversiones y personal. Tampoco aparece el anexo en el que se relacionan obras concretas.

En su lugar, la Junta ha aportado las líneas generales por políticas de gasto y por secciones. En el primer caso, se plantean subidas prácticamente en todos los ámbitos y solo bajará el apartado de Empresa. Los mayores incrementos se darían en Sanidad (65 millones de euros más), Infraestructuras (26 millones) y Educación (24,3 millones). Asimismo, hay aumentos notables en Dependencia y Promoción social (más de 8 millones de euros) y, por su peso relativo, en Vivienda (5,4 millones, un 12,3% más que este año), Cultura (4,2 millones, 7,5% más) y Empleo (19,3 millones, el 7,4%).

También destaca el incremento en más de 70 millones de euros del apartado de Deuda pública, lo que significa que la Junta destinará el próximo año más dinero para pagar créditos y por tanto para reducir el capital pendiente de devolución. En concreto, de 237,6 millones de euros amortizados este año se pasaría a más de 300 millones en 2018.

Respecto a la distribución del gasto por secciones, refleja el reparto por centro gestor. Todos tendrían más dinero que este año. El mayor incremento se daría en la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales con 85,7 millones, seguida de Educación y Empleo con 46 millones y de Medio Ambiente y Rural con 24.

Fotos

Vídeos