El precio de los viajes de la Junta

El presidente de la Junta, Fernández Vara, en su visita en septiembre a la localidad italiana de Bra. :: hoy/
El presidente de la Junta, Fernández Vara, en su visita en septiembre a la localidad italiana de Bra. :: hoy

El Consejo de Gobierno gastó 11.500 euros en desplazamientos el pasado año | Las reuniones en Madrid y las actividades de la Unión Europea marcan los desplazamientos del presidente y los consejeros

JUAN SORIANO MÉRIDA.

Desde una comida por menos de 7 euros a un viaje a Helsinki que supuso más de 1.000. Los miembros del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, formado por el presidente, los consejeros y la portavoz, gastaron el pasado año cerca de 11.500 euros en viajes, una cifra que incluye alojamientos, comidas y desplazamientos.

Esta cuantía supone un incremento de cerca del 27% respecto al año anterior, en el que apenas se pasó de 9.000 euros. Pero basta con echar un vistazo a los distintos conceptos para apreciar que la subida no se produce por un aumento del importe de cada una de las facturas sino porque ha crecido la actividad de los miembros del Gobierno regional. En su mayor parte se trata de actos públicos de los consejeros.

El Portal de Transparencia de la Junta de Extremadura publica desde 2016 los gastos en dietas y desplazamientos de los altos cargos de la Administración regional, incluyendo al presidente y los consejeros. Se cumple así con uno de los criterios de buen gobierno, especialmente exigidos a las Administraciones Públicas tras los recortes de gasto que tuvieron lugar durante la crisis económica.

Fernández Vara se ha reunido dos veces con los promotores de la azucarera en Mérida

Pero en esta publicación sólo aparecen cifras cerradas en las que no se especifican los costes repercutidos a la comunidad. Sin embargo, desde el pasado año es posible conocer las partidas concretas justificadas por los miembros del Consejo de Gobierno a partir de enero de 2016. Ahora se han dado a conocer los datos del año 2017, lo que permite comparar dos ejercicios completos.

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, pasó en 2017 unos gastos de casi 3.000 euros, una cantidad ligeramente superior a la de 2016, cuando presentó 2.623,21. En su caso, buena parte de los actos que justifican las facturas no son públicos, lo que permite rastrear, aunque de manera retrospectiva, la agenda del mandatario extremeño.

La relación publicada en el Portal de Transparencia incluye comidas de trabajo y actos en Lisboa, pero también visitas a Jaén y Turín, el viaje que supuso más gasto, cerca de 430 euros, para asistir a una feria del queso y estrechar lazos con el movimiento slow food. Tuvo lugar en septiembre, un mes en el que también se celebró un acto protocolario por la entrega de las Medallas de Extremadura y una comida en Madrid con el ministro de Fomento y su equipo para tratar la situación del tren en la región.

Este tema volvió a ser protagonista en noviembre con motivo del multitudinario acto reivindicativo que tuvo lugar en Madrid el 18 de ese mes. Fernández Vara acudió cuatro días antes para explicar la convocatoria a periodistas, y la misma jornada de la protesta aprovechó el desplazamiento para celebrar una reunión sobre la planta azucarera que un grupo inversor árabe quiere construir en Mérida. El 6 de diciembre tuvo un nuevo almuerzo para tratar sobre este proyecto.

Las reuniones con empresarios, medios de comunicación y colectivos como las comunidades de extremeños en el exterior predominan en los gastos de viajes de Fernández Vara, quien concentró la mayor parte de su actividad en el exterior en la segunda mitad del año, en la que también aparecen reuniones con el expresidente español Felipe González y los responsables de su fundación.

Viajes por Europa

Pero el presidente de la Junta no es el miembro del Consejo de Gobierno que presentó más facturas por viajes el pasado año. José Luis Navarro justificó cerca de 3.500 euros en alojamientos, comidas y desplazamientos, unos 2.000 euros más que el ejercicio anterior. De ese modo, el aumento del gasto del Ejecutivo regional que se produjo el pasado año, de 9.000 a 11.500 euros, se debe en su mayor parte al incremento de la actividad en el exterior del consejero de Economía e Infraestructuras.

Hay varias cuestiones que explican estos datos. En primer lugar, Navarro es también el titular en materia de turismo. Sólo la estancia en Madrid durante cuatro días para asistir en enero del pasado año a la feria internacional Fitur supuso más de 400 euros en gastos, a 100 euros por día. Además, son frecuentes sus desplazamientos a la capital para tratar otras cuestiones de su competencia en áreas como energía e industria. Pero hay un acto que marca su agenda de 2017, la asistencia a la segunda Conferencia internacional de Regiones inteligentes en Helsinki, organizada por la Comisión Europea, que tuvo lugar en la capital finlandesa los días 1 y 2 de junio. Supuso más de 1.000 euros entre vuelos, hoteles y comidas.

El consejero de Economía, José Luis Navarro, fue el miembro del Consejo de Gobierno con más gastos

Las competencias en agricultura, urbanismo y transporte de la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García Bernal, también explican sus gastos en viajes. Cerca de 3.300 euros en 2017, algo menos que el año anterior. En su caso, predominan los desplazamientos a Bruselas para cuestiones como la definición de la dehesa (clave para la región) y otras jornadas sobre la Política Agraria Común, pero también reuniones para tratar la situación del tren en la comunidad y encuentros con Sepes.

En su agenda del pasado año también figura un viaje a Fitur, aunque aprovechó el desplazamiento para asistir a otros actos y reuniones en Madrid. Asimismo, acudió a la feria Fruit Logistica de Berlín, lo que supuso un gasto de cerca de 700 euros. Pero estos registros conviven con apuntes de escasa cuantía, como una comida de 6,89 euros en una visita a Garciaz y Romangordo.

Por su parte, los consejeros que no tienen entre sus competencias asuntos de alcance internacional presentan unos gastos más modestos. La vicepresidenta y titular de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, aportó 681,82 euros por reuniones en Madrid relacionadas con la Conferencia de Presidentes, el Consejo de Política Fiscal y Financiera y encuentros con el Ministerio de Hacienda. Prácticamente en su totalidad son costes por comidas.

El consejero de Sanidad, José María Vergeles, dispuso de 417,56 euros el pasado año, principalmente por la asistencia a los consejos interterritoriales de sanidad y servicios sociales. Las reuniones de los órganos de coordinación entre el Gobierno y las comunidades autónomas, como la conferencia sectorial de empleo, también marcaron la agenda de la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, quien sólo gastó 354 euros. Por su parte, la consejera portavoz, Isabel Gil Rosiña, llegó a 278 euros por su participación en tres encuentros en Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos