«No he pasado al Ayuntamiento ni una dieta, yo pago mis comidas»

Antonio Rodríguez Osuna, a la puerta del Ayuntamiento de Mérida. :: brígido
Antonio Rodríguez Osuna | Alcalde de Mérida

Lleva dos años en la Alcaldía de Mérida y está aplicando una política de austeridad y transparencia desacostumbrada: ni pasa dietas ni contrata personal eventual

ANTONIO TINOCO

Muestra un inusual desapego al cargo. Dice con palabras sencillas, y por tanto creíbles, que no tiene ningún interés personal en mantenerse en el sillón y que cuando llegue la hora de decidir si continúa o no encabezando la candidatura socialista al Ayuntamiento de Mérida lo condicionará a los resultados de una encuesta entre los vecinos, y a lo que diga «al 50%» su partido y su familia. Antonio Rodríguez Osuna (Mérida, 1975), no responde al estereotipo del político: habla con sentido común y desprecia el boato que casi siempre rodea al poder.

-La última vez que lo entrevisté fue en mayo de 2015, como candidato a las elecciones municipales. Entonces dijo que, si se convertía en alcalde y al final de su mandato no había en Mérida menos de 6.889 parados, que era los que había en 2011 durante el peor momento de la crisis, no se presentaría a la reelección. Hasta ahora se salva pero por poco: en agosto había en Mérida 6.748 parados, sólo unas pocas decenas menos. ¿Mantiene su compromiso?

-Por supuesto. Los compromisos están para cumplirlos, aunque todos los esfuerzos que hemos hecho en el Ayuntamiento durante estos dos años van encaminados a bajar el paro. Pero si no lo conseguimos, no me presentaría a la reelección, como dije. La palabra es la palabra.

Lee la entrevista completa en edición impresa y Kiosko y Más

Fotos

Vídeos