El síndrome mano-pie, a estudio en la Uex

El síndrome mano-pie, a estudio en la Uex

El estudio está liderado por la profesora del Centro Universitario de Plasencia Patricia Palomo López

EUROPA PRESS

El Centro Universitario de Plasencia y la Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura (UEx) ha liderado un estudio con el objetivo de analizar y evaluar los síntomas del síndrome mano-pie y su repercusión en la vida diaria de las mujeres con cáncer de mama que sometidas a tratamiento quimioterapéutico y, por ende, desarrollar estrategias para poder prevenirlo y mejorar así su calidad de vida.

El estudio, en el que asimismo participan investigadores, fisioterapeutas, enfermeros y podólogos de las Universidades Europea de Madrid, Complutense de Madrid, Rey Juan Carlos, Universidad de León, Universidad de la Coruña, el Instituto de Biomedicina (IBIOMED) de León, analiza al mismo tiempo la calidad de vida de estas pacientes y cómo la quimioterapia influye en ellas.

De esta forma, el estudio ha comprobado cómo el cuidado y prevención de los pies puede ser «extremadamente importante» en mujeres con cáncer de mama. En este sentido, la UEx explica que los tratamientos contra el cáncer de mama, como la quimioterapia, producen efectos secundarios y síntomas, tanto a niveles físicos como psicológicos, que afectan negativamente a la calidad de vida de los pacientes.

Así, ciertos fármacos de la quimioterapia pueden causar el llamado síndrome mano-pie o eritrodisestesia palmoplantar, una reacción cutánea ocurrida cuando se filtra una pequeña cantidad de medicamento fuera de los capilares (pequeños vasos sanguíneos) en la piel, especialmente en la de las palmas de las manos y las plantas de los pies, causando daños en los tejidos circundantes. Las personas que lo padecen sufren enrojecimiento, hinchazón y dolor en las palmas de las manos y/o las plantas de los pies, apareciendo incluso ampollas.

El estudio, liderado por la profesora del Centro Universitario de Plasencia Patricia Palomo López, se llevó a cabo gracias a la colaboración de la Asociación Oncológica de Extremadura y, especialmente, las delegaciones de Badajoz, Plasencia y Malpartida de Plasencia, así como el Hospital Infanta Cristina de Badajoz.

En este sentido la profesora de la UEx explica que «a causa de la quimioterapia aparecen alteraciones en los pies como deformidades en los dedos, varices, grietas, sequedad y durezas, lo que produce que casi un 36% tenga dolor general en los pies, que afectan a la calidad de vida de estos pacientes, de ahí la importancia de este trabajo».

«En el mismo se estudió principalmente la salud, el dolor y la función del pie, así como el calzado y la salud en general», explica la investigadora. En este caso, los resultados demostraron que «donde más alteraciones aparecían eran respecto al dolor y a la función de los pies». De esta forma, se ha podido comprobar cómo debido a esta afección «disminuía la actividad física y la capacidad social de estas pacientes, pues muchas mujeres dejan de realizar actividades sociales porque no se encuentran bien y no tienen vigor».

Por ello, el cuidado de los pies en mujeres con cáncer de mama sometidas a quimioterapia puede ser «extremadamente importante para prevenir el inicio o desarrollo de lesiones, dolor, infecciones y deformidades durante todo el tratamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos