Padres y docentes de la concertada, contra la prueba de Inglés de la selectividad

Estudiantes durante la prueba de acceso celebrada el pasado 6 de junio en Badajoz.
Estudiantes durante la prueba de acceso celebrada el pasado 6 de junio en Badajoz. / Hoy

Denuncian que preguntar a los alumnos si quieren que todas las escuelas de España sean públicas «no tiene más sentido que el adoctrinamiento»

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Do you think that all schools should be public in Spain? Why or why not? O lo que es lo mismo: ¿Piensa que todas las escuelas deberían ser públicas en España? ¿Por qué y por qué no?

Esta es la pregunta que ha crispado a padres y docentes de la escuela concertada en Extremadura. Quizá porque llueve sobre mojado, según dicen desde FSIE –sindicato exclusivo de la concertada– y la Confederación Católica de Padres y Madres de Alumnos de Extremadura (Concapa) la pregunta planteada es un ataque a la enseñanza concertada. Se trata de una de las cuestiones propuestas en uno de los dos modelos de exámenes que centraron la prueba de Inglés la pasada selectividad, la primera edición de la nueva Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), y es rechazada por ambas entidades, que anuncian escritos de denuncia ante la Consejería de Educación.

«Manifestamos nuestra total repulsa al dilema planteado al alumno con las preguntas realizadas en esta prueba de Inglés», señala FSIE en un comunicado. «¿Habrá alguno que se atreva a defender la escuela privada-concertada, con la más que razonable duda de poner en riesgo su nota si la respuesta no es del gusto del corrector?, ¿la libertad de elección de la respuesta supondrá un detrimento en la calificación? Nos parece un disparate plantear tales preguntas y no es de extrañar el cabreo de padres, alumnos y sociedad ante estos hechos», añade.

Para Enrique Silveira, profesor en la concertada y responsable de comunicación de FSIE, la pregunta «es una provocación y está formulada con mala intención, con la de aprovechar cualquier circunstancia para atacar a la concertada». A su juicio, la cuestión de la prueba de Inglés se suma a otros ataques «que persiguen crear un clima de opinión para justificar después las decisiones que se tomen».

FSIE considera que la pregunta en el examen de Inglés no es una casualidad. «Se están utilizando subterfugios que conducen a establecer un estado de opinión en contra de nuestros centros». Mantiene que, «decreto tras decreto, ven amenazada su pervivencia por el capricho de algunos dirigentes obcecados en el pensamiento único y ajenos al derecho de elección que nuestra sociedad, a través de sus leyes, ofrece». Y afirma que «dentro de esta estratagema de acoso, se observan detalles de indudable malicia que no tienen otro objeto que socavar el prestigio de nuestro gremio». El último de esos detalles es para este sindicato la pregunta de Inglés.

Una opinión que comparte la Concapa. «Claramente no tiene ningún sentido plantear esa cuestión, que solo pretende el adoctrinamiento, ir a una escuela única y, por eso, nos parece lamentable y la rechazamos», declara Ángel Borreguero, presidente de la Concapa.

Becas para libros

Como lo es para la asociación el hecho de que las ayudas para los libros de texto «ya hayan sido convocadas para los colegios públicos y no para los concertados».

La Consejería de Educación ha informado a los centros concertados que, debido a la necesidad de modificar el decreto por el que se aprueban las bases que regulan la concesión de ayudas para los libros de texto a los privados-concertados, aún no han sido convocadas estas ayudas. Pero que espera que puedan ser publicadas a finales de este mes. Un retraso que para la Concapa es un nuevo agravio comparativo con la pública.

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó el pasado viernes la orden que regula el libramiento de fondos para la dotación de libros de texto a centros públicos. Ayudas que ascienden a 6.050.388 euros a los que se sumará el millón que recibirán los centros concertados, por lo que de nuevo este curso la Junta destinará unos siete millones de euros a las becas para los libros de texto en la región.

Los fondos públicos que reciban los centros educativos serán gestionados por los consejos escolares de los mismos y se destinarán exclusivamente a la adquisición de libros de texto, aclara la consejería.

Fotos

Vídeos