Organizan por primera vez en la región un curso de habla extremeña

Panadería 'M'agüeli a bollu' (Me huele a bollo), en Serradilla (a 40 kilómetros de Plasencia). :: andy solé/
Panadería 'M'agüeli a bollu' (Me huele a bollo), en Serradilla (a 40 kilómetros de Plasencia). :: andy solé

La cita es el viernes día 16 en Cáceres, e incluirá la presentación de la 'Ortografía del Extremeño'

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

El viernes 16 de marzo, a las 19.30 horas en el Espacio Extremeño de Cáceres, en el portal 22 de la calle Hernando de Soto. Son los datos de una cita sin precedentes en la región: el primer curso de lengua extremeña. Lo organiza Oscec (Órganu de Seguimientu i Cordinación del Estremeñu i la su Coltura), que además, aprovechará para presentar la Ortografía del Extremeño, firmada por Ismael Carmona García (Badajoz, 1986), licenciado en Filología Clásica por la Universidad de Extremadura (UEx).

«Sobre el estremeñu se han celebrado congresos, sobre todo con un enfoque académico, pero es la primera vez que se organiza un curso así, con una convocatoria pública abierta a todos». La explicación es de Daniel Gordo, presidente de la entidad organizadora, un colectivo fundado en el año 2012 con el objetivo principal de proteger y difundir el extremeño, «una lengua astur-leonesa incluida en el Atlas Unesco de las lenguas del mundo en peligro», sitúa Gordo. «Este documento oficial contiene una lista de más de siete mil lenguas -amplía-, y el estremeñu está calificado con un siete en una escala de uno a diez en la que el diez significa que la lengua está muerta».

Al curso, que impartirá Juan Reina, no hay que inscribirse. El tope de alumnos lo marca la capacidad de la sala, en la que caben una veintena de personas. «Que haya o no más clases y cómo serán dependerá de la demanda, de lo que nos pida la gente que acuda el viernes», comenta el presidente de Oscec, que utilizará para el acto un local que les cede el partido político Extremeños. «Hemos organizado el curso a modo de experiencia piloto porque creemos que hay demanda -amplía-, pero también porque creemos que es el momento de lanzar a la calle algo así, en un momento en el que toda Europa habla con naturalidad del tema de las lenguas minoritarias».

«El estremeñu está en el Atlas Unesco de las lenguas en peligro» Daniel Gordo Presidente de OSCEC

De hecho, comenta Daniel Gordo, la entidad ha sido invitada a participar en el Congreso de las lenguas cuestionadas de Europa, que se celebrará en mayo en Amsterdam (Holanda), y también al Pabellón de las Lenguas de la ciudad holandesa de Leeuwarden, que es la Capital Europea de la Cultura 2018. «El problema al que nos enfrentamos es la falta de ayudas, porque no tenemos apoyo institucional de ningún tipo; tenemos en la cuenta 1.100 euros», detalla el presidente de Oscec, que tiene en la actualidad 62 socios.

«El estremeñu -apunta él- debería estar protegido oficialmente, pero ni la Junta ni la UEx hacen nada en este sentido». «Nuestra lengua -explica Gordo- deriva del tronco astur-leonés, dentro de las romances, y es una evolución del latín al margen del castellano, así que no es verdad que sea un castellano mal hablado». Tampoco es lo mismo que el castúo, término utilizado con frecuencia para referirse a la lengua extremeña a pesar de que es solo una derivación o una variedad literaria de esta. «El estremeñu -sigue Gordo- tiene también sus dialectos: el serraillanu (en Serradilla), el garrovillanu (de Garrovillas de Alconétar), el chinatu (Malpartida de Plasencia), el jurdanu (Las Hurdes)...».

Él recuerda también que Oscec ha desarrollado recientemente un curso online en colaboración con el sindicato de enseñanza PIDE. «Lo han hecho 180 maestros de la región, y el objetivo perseguido fue que estos docentes puedan explicarle a un niño que dice 'pois' o 'en que', por qué usa esas expresiones».

El caso de Serradilla

En esta línea de fomentar el uso de este habla, Gordo cita el caso de Serradilla, una de las localidades de la región donde más presente está la huella del extremeño, con casas y negocios identificados con palabras en esta lengua. «La idea para este primer curso -avanza el responsable de Oscec- es que los alumnos puedan alcanzar el nivel A1». O sea, el introductorio, el primero en una escala que incluye A2, B1, B2, C1 y C2. «Además -adelanta-, nos gustaría celebrar este curso en otras localidades de la región». Para promocionar lo que consideran lengua extremeña, el colectivo ha celebrado desde su fundación «unas sesenta charlas en pueblos, las últimas Montánchez, Garrovillas, Madrigal de La Vera e Higuera de Albalat».

En el próximo acto público, el del viernes en Cáceres, se presentará la 'Ortografía del Extremeño', que se terminó de elaborar en febrero del año pasado y cuya introducción firma el filólogo Ismael Carmona. Tiene 163 páginas, está disponible gratuitamente en la web del Oscec y está dividida en dos grandes capítulos: microortografía (dedicado a la palabra de manera aislada) y macroortografía (la palabra en colectividad). Los apéndices abordan cuestiones como los cultismos, los dialectalismos, la toponimia o la antroponimia (los nombres propios).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos