Zoido: «El día 2 de octubre habrá diálogo, pero siempre dentro del marco legal»

Juan Ignacio Zoido, el jueves, en el parque del río Guadiana, en Badajoz. / José Vicente Arnelas
Juan Ignacio Zoido | Ministro del Interior

El jueves visitó Badajoz para asistir al acto central del Día de la Policía, pero antes se paseó con HOY por el parque del río

Manuela Martín
MANUELA MARTÍNBadajoz

Juan Ignacio Zoido reconoce que no ha dormido mucho. La situación no permite al ministro del Interior ni descansar ni desconectar. Pero aún así mantiene su carácter amable, como si esta fuera una semana cualquiera y no la de mayor tensión que ha vivido España en muchos años. En un paseo mañanero por el parque del río Guadiana algunos corredores le saludan y hasta le piden hacerse un selfi con él. El ministro, que está en Badajoz para celebrar el Día de la Policía, hace gala de su fama de político campechano y charla con ellos. Habla de Zafra, donde conserva primos, de Fregenal, donde vivió hasta que se fue a estudiar a Sevilla.

Cuando se abandonan los temas de la tierra y se le pregunta cómo va a encarar el Gobierno el reto en Cataluña es claro: con diálogo, pero dentro de la ley. Insiste en que si el Ejecutivo cediese a las reivindicaciones de los nacionalistas la mayoría de los españoles no lo entenderían.

Más información

Zoido admite que el problema no acaba el 1 de octubre, sino que empieza ahí. Rememora el golpe del 23-F, que duró un día. «Yo estaba opositando», recuerda este frexnense que antes de ser alcalde de Sevilla fue juez. ¿Y cómo se desmonta este golpe a la legalidad constitucional? El ministro defiende la respuesta que está dando el Gobierno y rechaza que haya habido imprevisión o que el desafío nacionalista le haya cogido por sorpresa.

–Cuando Rajoy le nombró ministro del Interior no se imaginaba que le tocaría gestionar una situación tan complicada. Hace un mes y medio el primer atentado yihadista desde 2004, y después el referéndum de Cataluña. ¿Se equivocó el Gobierno al no prever que la Generalitat estaba determinada a ir adelante con la consulta incluso saltándose la ley?

–Cuando Mariano Rajoy me nombró fui plenamente consciente de que me hacía cargo de una cartera con muchísima responsabilidad. Pero al mismo tiempo tengo que decir que es muy gratificante trabajar para garantizar los derechos y libertades de todos los españoles. No ha habido equivocación ni imprevisión. No es una equivocación actuar para garantizar la democracia, para velar por nuestro Estado de Derecho y para proteger la convivencia en Cataluña. El Gobierno ha actuado y está tranquilo porque tiene la fuerza de la democracia, la ley detrás, y la responsabilidad de garantizar a los catalanes que van a seguir siendo catalanes, españoles y europeos.

–¿El despliegue de la Policía y de la Guardia Civil en Cataluña significa que el Gobierno no se acaba de fiar de los Mossos de Esquadra?

–Lo importante es que la Policía Nacional y la Guardia Civil están junto a los Mossos para garantizar que la democracia triunfe en Cataluña el 1 de octubre. El Gobierno es respetuoso con lo que hace el fiscal, que es el que mejor conoce las circunstancias y el que tiene a los Mossos, Policía Nacional y a la Guardia Civil actuando como Policía Judicial. Estoy seguro de que los Mossos van a cumplir la ley porque no se duda de que la Policía y la Guardia Civil vayan a hacerlo.

–¿La marcha de tantos agentes a Cataluña no supone problemas de seguridad en el resto de España?

–El dispositivo policial que garantizará el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Constitucional ha sido elaborado pensándolo mucho y teniendo muy en cuenta la proporcionalidad. Está bien dimensionado y, por supuesto, no va en detrimento del resto de comunidades.

«No ha habido equivocación ni imprevisión en la acción del Gobierno»

«Estoy seguro de que los Mossos van a cumplir la ley, como la Guardia Civil y la Policía»

–A pesar de la tensión, hasta ahora no se han producido enfrentamientos graves en la calle. ¿Teme que la acción de radicales encienda la mecha de la violencia y haga que la situación se vuelva incontrolable?

–No se puede saber lo que va ocurrir pero sí se puede prevenir. Y le puedo asegurar que todas las medidas van encaminadas a mantener la seguridad en las calles de Cataluña y evitar que elementos incontrolados provoquen actos que no deseamos los demócratas.

–¿Qué va a pasar el 1 de octubre? ¿Y el día 2 y los siguientes?

–El día 1 no se celebrará referéndum alguno. Ante la desobediencia de la Generalitat, la ley se repone con el Estado de Derecho y con total firmeza. Lo único que contemplamos es que en España se cumpla la ley. El día 2, siempre desde el marco legal, habrá diálogo y un gran futuro por delante. Hay que hablar, un diálogo sincero desde el marco legal, insisto, desde el marco legal.

–¿Tiene el Gobierno una previsión de cómo actuar ante los distintos escenarios? Porque hay comentaristas que le achacan cierta improvisación y plantean que las fases de respuesta deberían haber estado claras y haber sido transparentes desde el inicio.

–Las respuestas del Ejecutivo y del Poder Judicial están siendo las correctas, con respeto escrupuloso a las normas de un estado democrático. Lo que no es democracia es desobedecer las leyes y buscar la legitimidad en manifestaciones callejeras. Le puedo asegurar que el Gobierno sabe lo que tiene que hacer.

Nadie amenaza a Puidemont

–Una de las críticas que se le hace al Gobierno es que no ha dado la batalla de la información. Ni en Cataluña ni fuera de España. Se ha establecido la ‘verdad’ de que los catalanes tienen derecho a decidir sobre su independencia y que el Gobierno de España reprime por la fuerza ese derecho.

–No estoy nada de acuerdo. Seré más claro, estoy radicalmente en contra de esa opinión porque sencillamente no es cierta. Además, nadie en Europa y en el mundo respaldaría un referéndum ilegal. El vicepresidente de la Comisión Europea, Fran Timmermans, ha afirmado que el respeto a la Constitución española es el punto de partida de cualquier debate. Jean-Claude Juncker ha afirmado que la Comisión Europea siempre ha pensado que debemos escuchar atentamente lo que dicen el Tribunal Constitucional y las Cortes españolas. Y un medio como el diario Financial Times sostuvo en su editorial que «la ley de referéndum de Cataluña no fija un umbral mínimo de votos para que el resultado sea válido. En teoría, una pequeña minoría del electorado podría desencadenar una declaración de independencia. (…) Cualquier proclamación de una Cataluña independiente quedaría despojada de legitimidad política».

–Usted ha sido juez y es poco amigo de las sobreactuaciones dialécticas. ¿Cree que es necesario amenazar con la cárcel a Puigdemont?

 –Nadie amenaza de cárcel a Puigdemont, que debería saber que por encima de la ley no hay nadie. Por el contrario sí he escuchado ataques y amenazas y he visto daños materiales a la Guardia Civil, que, por cierto, los ha soportado, como no puede ser de otra manera, de forma ejemplar.

Fotos

Vídeos