Los nuevos colegios contarán con sistemas de audición para niños con problemas

EFE

Mérida. Los nuevos centros educativos que se construyan en Extremadura contarán con bucles magnéticos fijos o portátiles para favorecer las condiciones del alumnado con disminución auditiva y garantizar su accesibilidad a la educación.

El pleno de la Asamblea de Extremadura aprobó por unanimidad una propuesta de impulso del PP en ese sentido, aunque la diputada del PSOE Lara Garlitos recordó que la Junta ya se había comprometido con la Federación Extremeña de Discapacitados Auditivos (Fedapas) a realizar la preinstalación de bucles magnéticos en todos los centros que se construyan y en las grandes ampliaciones que se lleven a cabo.

Así, explicó, cada vez que se presente una necesidad, el alumno pueda contar con todos los medios a su alcance, con una instalación inmediata del sistema que permitirá disponer, al menos, de un bucle magnético en un aula por etapa educativa, así como en otras instalaciones como el gimnasio, el comedor o la salas múltiples.

El coste medio previsto para cada uno de estas actuaciones es de 10.000 euros por centro. Lara Garlito precisó que en Extremadura existen en la actualidad 211 alumnos con discapacidad auditiva, que cuentan con equipos individuales y transportables, además de que se dota de un interprete en lengua de signos a todos los centros que escolarizan a alumnos que lo requieren.

Por ello, el PSOE dio la bienvenida al PP a la educación inclusiva, mientras que la diputada proponente de esta iniciativa, Magdalena Carmona, acusó a los socialistas de olvidarse de las personas con hipoacusia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos