Los municipios afectados por Aguablanca recibirán ayudas directas para contratar parados

Reunión entre Junta y sindicatos por el cierre en 2016. :: j. m. romero/
Reunión entre Junta y sindicatos por el cierre en 2016. :: j. m. romero

Educación y Empleo inicia la tramitación de un decreto para paliar los efectos del cierre en Monesterio, Montemolín y Calera de León

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La Junta de Extremadura plantea conceder ayudas directas a la contratación a los tres municipios afectados por el cierre de la mina de Aguablanca. Monesterio, Montemolín y Calera de León podrían paliar así los efectos negativos ocasionados por el cese de actividad de la explotación, que contaba con unos 170 trabajadores.

La Consejería de Educación y Empleo ha iniciado los trámites para la aprobación de un decreto de regeneración económica de la zona. El primer paso es comunicar la intención de elaborar esta norma y cuáles son sus objetivos. Por ese motivo, aún no hay un texto que recoja las medidas a tomar. Pero ya se establecen las líneas básicas y algunas de las propuestas.

Según recoge el proyecto publicado por la Junta, se pretende facilitar la creación de empleo ofreciendo alternativas que permitan superar las consecuencias derivadas del cese de actividad de la mina y de este modo «detener el proceso de pérdida de población de la zona, que presenta un riesgo cierto de declive económico por la escasez de proyectos que apoyen la regeneración del tejido productivo».

El plan también incluye subvenciones para acciones de formación y recualificación profesional

El texto señala que, además de la eliminación de los puestos directos, el cierre afectó a más de 250 empleos de empresas subcontratistas y colaboradoras. «El cese de la actividad en un contexto potencial de tres años de explotación adicional ha sido calibrado en un coste de oportunidad de en torno a los 50 millones de euros, sólo en salarios, según fuentes sindicales», añade.

Para paliar las consecuencias negativas de la falta de actividad de la mina se plantea aprobar un programa para la regeneración económica y del empleo en los municipios de Monesterio, Montemolín y Calera de León.

Asimismo, se propone regular la concesión de subvenciones directas en distintas líneas. Una de ellas consiste en la concesión de ayudas a las tres entidades locales para la contratación de personas desempleadas que se encuentren inscritas como demandantes de empleo en el Servicio Extremeño Público de Empleo y estén empadronadas en dichas localidades. Su incorporación permitiría llevar a cabo proyectos de interés general y social, de un modo similar a otros programas que gestiona Educación y Empleo, como el plan de empleo social. Pero habría que precisar la dotación, la cuantía de los contratos y su duración.

Asimismo, se contemplan actuaciones destinadas a financiar proyectos de formación en alternancia con el empleo. Por último, también se incluyen acciones formativas de recualificación profesional, lo que permitiría buscar una nueva salida a los afectados por el cierre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos