Los megacamiones llegan a Extremadura

Narval es una empresa familiar extremeña fundada en 1980 en Mérida y acaba de adquirir cuatro megacamiones. En la foto, uno de ellos. / Vanessa Gómez

Por primera vez la región autoriza la circulación de estos vehículos 9 metros más largos que un tráiler

Viernes, 10 noviembre 2017, 23:36

Es posible que en unos días realice un adelantamiento en la autovía que se le haga eterno. O que se cruce con un vehículo nunca visto antes. Los megacamiones empiezan a moverse por las carreteras de la región, una novedad vial amparada por la ley, que desde 2016 permite que en España circulen unos camiones que casi doblan en longitud a los tráilers habituales de 16,5 metros. En Estados Unidos son conocidos como ‘megatrucks’, miden 25,25 metros y pesan hasta 40 toneladas que se convierten en 60 si van cargados.

Por cuestiones logísticas, su uso ha sido reivindicado por grandes cadenas de supermercados y por empresas de transportes para abaratar costes y resultar más eficientes en sus desplazamientos.

Narval, empresa familiar de capital extremeño, con sede en Mérida, 140 empleados repartidos por todas sus bases en España y dedicada a la distribución y logística a temperatura controlada, pondrá en circulación el próximo lunes su nuevo modelo de megacamión frigorífico. Será el primero que transite por carreteras extremeñas y cubrirá la ruta Madrid-Sevilla con escala en la capital autonómica. En total Narval ha adquirido al fabricante MAN cuatro megacamiones de la serie TGS 26.500, 6x2-2 BL, carrozados por Lecitraile.

El gerente de Narval, Pablo Arroquia, habla de optimizar los viajes aumentando la carga de 18 palets de un camión ligero o 33 de un tráiler, o a 52 palets. «Esto es muy importante para nuestro trabajo, ya que nos dedicamos al grupaje de mercancía de múltiples clientes con entrega en cualquier punto de España en 24 o 48 horas, y de un día para otro podemos tener que mover hasta un 50% más de carga sin poder preverlo», señala.

Esta nueva modalidad está especialmente indicada para sectores como el de la gran distribución de alimentos que requieren una constante renovación de mercancías frescas. Teniendo en cuenta el peso del sector agroindustrial extremeño es previsible que en pocos años puedan verse este tipo camiones saliendo o entrando por los polígonos industriales de la región.

A 90 km/ hora

Ahora mismo los megacamiones suelen ser frecuentes en países del centro y norte de Europa y técnicamente se denominan vehículos en configuración euro modular EMS (European Modular System).

A finales de diciembre de 2015 se modificó el Reglamento General de Vehículos, pero no fue hasta el mes de abril del año pasado cuando la Dirección General de Tráfico (DGT) publicó la instrucción en la que se establecen las condiciones y protocolos conforme a los cuales la DGT autorizara la circulación por las carreteras de este tipo de camiones que en Portugal tuvieron permiso para circular en 2014. Su velocidad máxima es de 90 kilómetros/hora por autovía o autopista.

Miden más de 25 metros, en España pueden rodar desde 2016 y la empresa extremeña Narval ha adquirido cuatro de estos vehículos

La DGT ya explicó entonces que el objetivo de este tipo de conjuntos de vehículos es mejorar la eficiencia y la seguridad en el transporte por carretera, a la vez que permitir un funcionamiento más competitivo de los mercados, de acuerdo con el Plan de medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, aprobado con el Consejo de Ministros de 6 de junio de 2014.

Hay que saber que antes de decidir que podrían circular por las carreteras españolas se hizo una prueba en tráfico abierto. Fue el 2 de marzo del año pasado y se testó un conjunto con dos cabezas tractoras Scania de potencias diferentes, 520 CV y 450 CV, en una ruta que suponía subir el puerto de Somosierra por ambas vertientes.

El trayecto, de ida y vuelta, se planificó buscando las condiciones más exigentes, ya que el conjunto afrontó pendientes de hasta el 8% y varios tramos con un 6-7% de desnivel.

Las vías por las que se podrá circular deberán ser autopistas, autovías o carreteras convencionales con calzadas separadas para cada sentido de la circulación. Solo se podrán incluir vías convencionales de una sola calzada para los dos sentidos de la circulación cuando ello sea necesario para llegar hasta el lugar donde el megacamión realizará las operaciones de carga o descarga debido a que se trate de la única alternativa viable. Deberán llevar una placa detrás que avise de su longitud, la cual no se diferencia de las actuales.

Los megacamiones son capaces de arrastrar al menos dos remolques y la autorización para ello tiene el propósito de abaratar los costes del transporte y de paso emitir menos CO2, pero plantea también interrogantes sobre la seguridad o la conservación de las carreteras.

Las patronales del transporte han calculado que estos megatráilers asumirán en unos años el 25% del tráfico de mercancías por carretera en Europa. Según sus estimaciones, los nuevos vehículos reducirán un 22% los costes por tonelada/kilómetro en España, de forma que en un plazo de quince años sus defensores hablan de un ahorro de 10.000 millones de euros.

Temas

España
Secciones
Servicios