Extremadura da luz verde al plan de recuperación del jarabugo

Extremadura da luz verde al plan de recuperación del jarabugo

EFE

El Consejo Asesor de Medio Ambiente de Extremadura (Camaex) ha dado luz verde al plan de recuperación del jarabugo, una especie endémica que se encuentra en peligro de extinción en algunas áreas. Así se ha aprobado en la reunión celebrada este martes en la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio en Mérida.

Se trata del ciprínido más amenazado de la península Ibérica. Está catalogado en peligro de extinción en España y en peligro según la Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.

El ámbito de aplicación del plan de recuperación será la cuenca extremeña del Guadiana y el tramo extremeño de la subcuenca del río Bembézar, informa la Junta en nota de prensa.

Las principales líneas de actuación para los próximos años serán conservar y mejorar el hábitat del jarabugo, erradicación de especies exóticas y elaboración de medidas de gestión encaminadas a tal fin, elaboración de un plan de manejo exsitu de la especie, mejorar su conocimiento y su estado de conservación y la coordinación entre administraciones y divulgar, mediante campañas de sensibilización y cursos de formación a sectores específicos, la situación del jarabugo y las necesidades de conservación.

Un pequeño ciprínido

El jarabugo es un pequeño ciprínido, con una talla de entre 3 y 6 centímetros. Según se explica en la web del Ministerio para la Transición Ecológica, su color es amarillento o pardo, con un fino moteado negro en el dorso y los laterales. La cabeza es pequeña y con un pedúnculo caudal largo y estrecho. Se distribuye en ríos y arroyos de corriente lenta y fondo pedregoso de la cuenca del Guadiana y en el río Bembézar y afluentes de la cuenca del Guadalquivir. Precisamente, el nombre genérico de Anaecypris significa «ciprínido del Guadiana», aludiendo a su principal hábitat.

Durante la reunión del CAMAEX, presidida por la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, acompañada por el director general de Medio Ambiente, Pedro Muñoz, también se han abordado, entre otras cuestiones, la modificación del decreto para la declaración de árboles singulares en Extremadura, para actualizarlo y mejorarlo.

En la reunión ha participado Ecologistas en Acción de Extremadura, que discrepado con el Ejecutivo regional en diversos temas.

Ha criticado, según ha informado en un comunicado, la falta de una estrategia global para la conservación de los ríos y los peces en peligro de extinción, así como que no se defina una protección estricta para la conservación de los charcos madres o charcos refugio.

Igualmente, ha denunciado la falta de desarrollo de la Estrategia Extremeña contra el uso ilegal de venenos después de más de tres años desde su aprobación.

Además, la asociación encuentra preocupante la situación de falta de medios humanos, materiales y de coordinación del cuerpo de agentes del Medio Natural para desempeñar las funciones que le encomiendan la ley de montes, su reglamento y la ley agraria.

En este sentido, ha considerado imprescindible la creación de patrullas móviles de agentes a nivel regional.

Ecologistas en Acción se ha sumado a las reivindicaciones de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) referentes a las quemas de rastrojos.

No entienden cómo es posible que se concedan subvenciones a personas que, al mismo tiempo, «incumplen las obligaciones que de ellas se derivan, como es no realizar este tipo de quemas», han señalado los ecologistas.

Además, ambas organizaciones han pedido una campaña adecuada e intensiva sobre el uso del fuego en actividades agrícolas y forestales, dado el desconocimiento general de los pormenores de esta legislación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos