Una maestra de portugués denuncia la adjudicación irregular de una plaza

Guadalupe Moreno Rendón:: J.V.A.

Guadalupe Moreno asegura que se ha dado una vacante de un colegio de Alcántara sin llamamiento público

ANA B. HERNÁNDEZ

Guadalupe Moreno Rendón, maestra de portugués en lista extraordinaria, denuncia que se ha producido una adjudicación irregular en los llamamientos telemáticos. Porque quien resultó adjudicataria de una plaza en el Ciudad de Badajoz, que salió en el llamamiento del día 12 y a la que se incorporó el pasado 15, comenzó su labor el 20 en un colegio de Alcántara. «Se trata de una plaza que salió en el llamamiento del 15 y que, sin embargo, después apareció como suprimida el martes siguiente, porque ya se había adjudicado, pero no de forma pública», afirma Guadalupe. «De hecho, la que sí salió el martes 19, de nuevo, fue la plaza del Ciudad de Badajoz», la que ella quería haber ocupado al igual que en los dos años anteriores, «pero que en esta ocasión, además, es de jornada completa». Sin embargo, una plaza a la que no pudo acceder porque ya se le había adjudicado otra tras el llamamiento del 12, una plaza de media jornada.

La Consejería de Educación asegura que lo ocurrido con la plaza de Alcántara es «una incidencia puntualísima en la adjudicación de plazas, realizada el pasado día 31 de julio de 2017, como consecuencia de que no se incluyó por error». Ante ello, al haberse constatado dicha circunstancia a raíz del recurso de reposición presentado por una maestra, «la consejería procedió a adjudicarle la plaza reclamada en lugar de la que se le adjudicó en el Ciudad de Badajoz». Motivo por el que la plaza de este centro volvió a ofertarse en los llamamientos.

«Pero ese error ha hecho que yo no haya podido quedarme con la jornada completa del Ciudad del Badajoz, sino con una media jornada que se me adjudicó con antelación. Y la jornada completa en este centro ha sido para una persona que ocupaba el número 46 en la lista, mientras que yo estaba la 37», señala Guadalupe. «Por eso creo que tras un error no se pueden cometer otros y que si la consejería está dispuesta a subsanar un error en un caso, debería hacer lo mismo en los casos siguientes, como es el mío», mantiene. «Hasta el momento no han atendido mis reclamaciones, pero seguiré presentándolas porque no se están respetando mis derechos», adelanta.

Más allá de esta polémica, el sistema de llamamientos está funcionando mejor este curso, cuando a diferencia de los anteriores las plantillas de la mayoría de los centros educativos extremeños están completas desde los primeros días y trabajando con normalidad.

Fotos

Vídeos