La lluvia regresa a Extremadura tras 49 días sin caer una gota

Los extremeños tenían que sacar el paraguas en la mañana de este martes./BRÍGIDOGráfico
Los extremeños tenían que sacar el paraguas en la mañana de este martes. / BRÍGIDO

Podría ser significativa en el norte extremeño y en gran parte de la provincia pacense y habrá bajada de las temperaturas

CELESTINO J. VINAGRE

Vuelve un fenómeno extraño en Extremadura desde agosto. Hoy llueve. Y lo hará, si se cumplen las previsiones, de forma generosa y en todos los rincones de la comunidad autónoma. Además, entrará definitivamente el otoño al desplomarse las temperaturas. Entre hoy y mañana las máximas se situarán entre once y trece grados por debajo respecto a las que tuvimos el domingo en algunos puntos.

No cae ni una sola gota en territorio extremeño desde el 29 de agosto. Hoy lo hará, desde esta madrugada, y continuará de forma apreciable hasta mañana aunque la inestabilidad no desaparecerá por completo en lo que queda de semana, señala Marcelino Núñez, delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). «Tendremos lluvias generalizadas y con unas cantidades importantes. Se puede decir que entra al fin el otoño. Y que viene para quedarse aunque las predicciones a más de cuatro días vista son más complicadas», resume a HOY.

Principales pantanos

La Serena.
1.229,8 hectómetros cúbicos embalsados (38,2% de su capacidad). Hace un año tenía 1.887,4 hm3.
Alcántara.
1.873,9 hm3 (59,3%). Hace un año, 2.259,3.
Cijara.
531 hm3 (al 35,3% de capacidad). Hace un año, 721,6.
Valdecañas.
604,2 hm3 (al 41,7%). Hace un año, 656,8.
Gabriel y Galán.
197,4 hm3 (al 21,6%). Hace un año, 344,4 hm3.
Alange.
336,1 hm3 (al 39,5%). Hace un año, 401,7 hm3.
Orellana.
538 hm3 (al 66%). Hace un año, 523,8 hm3.

El centro 112 tiene activado para hoy el nivel amarillo ante la previsión de lluvias apreciables en las comarcas de Sierra Suroeste, Zafra-Río Bodión, Tentudía, Tierra de Barros, La Serena y La Siberia, en la provincia de Badajoz, y en el norte de Cáceres (desde Gata a La Vera).

Se esperan lluvias en las comarcas pacenses entre las dos de la tarde y las nueve de esta noche, que podrían llegar a los 15 litros por metro cuadrado en una hora. Más aún lloverá en el norte cacereño: entre las seis de la mañana y las doce de la noche se esperan precipitaciones que pueden alcanzar los 40 litros por metro cuadrado.

Pendientes

«El anticiclón que ha tenido bloqueada la Península Ibérica desde agosto se ha marchado al fin. Ahora entrarán los frentes clásicos de esta época del año, que dejarán lluvias en todos los puntos de Extremadura. Lo normal es que haya precipitaciones más o menos interesantes hasta el jueves. Después, hasta el fin de semana, no desaparecerán por completo pero se reducirán bastante», relata el meteorólogo. Nuñez apunta como dato también a tener en cuenta la caída sobresaliente de las temperaturas. «Nos situaremos en las propias del año, no las que hemos tenido hasta ahora», sentencia.

«Si lloviera en condiciones podemos salvar todavía buena parte de la campaña de aceituna para almazara. Es cierto que la de verdeo se ha perdido bastante pero no la de molino», indica esperanzado Juan Metidieri, presidente de Apag.

Desembalse de 9.000 m3/día para el Guadajira

El pantano de Villalba, sin uso para abastecimiento humano porque no tiene depuradora y sin apenas aprovechamiento agrícola, sigue aliviando agua. Si en agosto, como anunció HOY, lo hizo para que el Guadiana llegara a Portugal con un caudal mínimo (o ecológico), ahora sigue soltando agua para el mantenimiento del cauce del río Guadajira. Está casi seco y la Confederación del Guadiana ha decidido el desembalse de 9.000 metros cúbicos diarios de la presa villalbense para que reviva. Del mismo modo, esa agua se aprovechará para la comunidad de regantes de tomas directas, en el entorno de Badajoz.

Aparte de los oleicultores, otro subsector agrario que mira con entusiasmo la previsión del tiempo es el del porcino. Hay mucha bellota en las encinas y los alcornoques pero nada de hierba. Y, encima, el fruto se está cayendo ya. «Estamos a tiempo de tener una gran montanera. Necesitamos agua y temperaturas suaves», recalca Lucía Maesso, presidenta de Aeceriber (criadores de ganado selecto ibérico puro).

Los pantanos extremeños están en situación complicada y claman igualmente por la llegada de las borrascas. Los de la cuenca del Guadiana se sitúan en el 43% de su capacidad y los del Tajo, al 50%. Tres de las grandes presas se encuentran en porcentajes inquietantes, por debajo del 35%. Son las de Gabriel y Galán, Valdecañas y Cijara.

Fotos

Vídeos