Tendría que llover el doble de lo previsto en invierno en la región para recuperar el déficit de otoño

Imagen de archivo de las lluvias caídas a principios del mes de noviembre. / HOY

Desde la Agencia Estatal de Meteorología dicen que el déficit es de 120 litros por metro cuadrado

EUROPA PRESS

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Extremadura ha informado este miércoles que, tras un otoño muy seco y con temperaturas muy cálidas en la región, tendría que llover el doble de lo previsto para recuperar el déficit causado, aunque las previsiones para invierno «no dan señales claras de que eso se vaya a producir».

Más información

Así lo ha señalado en rueda de prensa el delegado territorial de Aemet, Marcelino Núñez, quien ha agregado que el déficit es de 120 litros por metro cuadrado, con lo cual, se necesitaría el doble de precipitaciones de lo normal en los meses de invierno para paliar dicha sequía provocada por los meses de otoño.

Por su parte, la delegada del Gobierno en la región, Cristina Herrera, presente en la rueda de prensa, ha concretado que la media para toda la región ha sido de 62,8 litros por metro cuadrado, datos «muy inferiores» al valor medio de referencia, que se sitúa en 184,1 litros por metro cuadrado.

«En este trimestre las precipitaciones han representado un 31 por ciento del valor referencial», ha dicho la delegada tras hacer un balance total del año, quien además, ha lamentado que son datos «muy preocupantes».

La Aemet, a falta de unos días para terminar el año, ha calificado el 2017 como el año más seco de los últimos 37 años, donde además, las precipitaciones en Extremadura durante estos doce meses representan el 50-60 por ciento del valor medio anual.

Con respecto a las temperaturas, Cristina Herrera ha concretado que la temperatura media de los meses de otoño, septiembre, octubre y noviembre, ha sido de 18,7 grados, mientras que la media de referencia son 17 grados, lo que significa, según sus palabras, que ha tenido una anomalía de más 1,7 grados, «el segundo más cálido desde 1981», ha dicho.

Por su parte, Marcelino Núñez ha explicado que estos datos los ha generado el mes de octubre debido a que estuvo casi siempre con anticiclón y con ninguna borrasca que tuviese precipitaciones, con lo cual, ha generado que dicho mes haya sido «extremadamente seco con respecto a otros años».

En lo referente a la predicción para el invierno, se prevén temperaturas superiores a lo normal en toda la península, y en cuanto a las precipitaciones, «no se aprecian señales claras con respecto a la climatología normal de dicho periodo», ha indicado, al tiempo que no ha asegurado que se vaya a cerrar el ciclo de sequía aunque espera que haya precipitaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos