El 90% de los linces que nazcan en Extremadura este año serán liberados

El 90% de los linces que nazcan en Extremadura este año serán liberados
EFE

Con 23 parejas reproductoras en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extrmadura y Portugal se esperan entre 29 y 41 nacimientos

EFE

Alrededor del 90 por ciento de los linces ibéricos que nazcan en 2018 en los cinco centros de cría en cautividad adscritos al Programa de Conservación Ex-situ, serán preparados para su liberación en el medio natural, en terrenos de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal.

El resto pasarán a formar parte del 'stock reproductivo' del programa de cría con el objetivo de mantener una adecuada diversidad genética y un adecuado equilibrio demográfico, según han informado los técnicos del programa en una nota.

Para la actual temporada de cría 2018, se han establecido 23 parejas reproductoras, igual número que en 2017, en base a las recomendaciones establecidas por las diferentes administraciones involucradas en la conservación de esta especie.

Estas parejas se reprodujeron y nacieron 45 cachorros, 37 de los cuales han salido adelante y 30 están siendo preparados para su liberación en los primeros meses del 2018 en el marco del Programa LIFE+ Iberlince en la península ibérica.

Las reintroducciones comenzaron el 23 de enero de manera simultánea, tanto en el valle del Matachel (Badajoz) como en el valle del Guadiana (Mértola, Portugal).

Por lo que respecta a 2018, con 23 parejas reproductoras constituidas y si se tienen en cuenta los parámetros reproductivos registrados en el programa hasta la fecha (2005-2017), se estima obtener una cifra comprendida entre los 29 y 41 cachorros.

No obstante, a tenor de los datos de las últimas temporadas reproductoras, es probable que esta cifra sea más cercana a los cuarenta cachorros que llegan a sobrevivir al destete, han indicado los técnicos.

Las parejas propuestas responden a un cuidado manejo genético con el objetivo de garantizar la mayor diversidad y variabilidad genética de las camadas resultantes.

Estos 23 emparejamientos distan del número máximo de parejas que han llegado a realizarse en el programa de cría: 29 hembras en la temporada reproductora 2011.

Esto se debe a la falta de espacio existente en los centros de cría debido, en gran parte, al elevado número de ejemplares no reproductores albergados actualmente en el programa, ya sea por consideraciones genéticas, fisiológicas o etológicas.

Desde el programa de cría se está buscando una solución a este problema de espacio y saturación, principalmente mediante la salida de estos ejemplares no reproductores a centros de exhibición donde puedan seguir contribuyendo a la conservación de su especie mediante la sensibilización y la concienciación social a través de programas de educación ambiental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos