La Junta saca a concurso la redacción del proyecto del regadío de Tierra de Barros

Gil Rosiña, portavoz, junto a la consejera García Bernal. :: brígido/
Gil Rosiña, portavoz, junto a la consejera García Bernal. :: brígido

El contrato autorizado por el Consejo de Gobierno tendrá una duración de un año y un presupuesto de 1.750.000 euros

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Nuevo paso para convertir en regadío 15.000 hectáreas de Tierra de Barros. El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura acordó ayer convocar el concurso para la redacción del proyecto de esta obra. El contrato tendrá una dotación de 1.750.000 euros y un plazo de ejecución de un año. De esa forma, y teniendo en cuenta que aún sería necesario sacar a licitación la ejecución de la obra, será difícil que los trabajos puedan empezar antes de que concluya la presente legislatura.

La consejera de Medio Ambiente y Rural de la Junta, Begoña García Bernal, explicó que el Ejecutivo autonómico ha decidido sacar adelante este concurso a pesar de que el Gobierno aún no se ha pronunciado sobre su posible colaboración en la financiación de la obra, que según el proyecto básico tendría un coste de 195 millones de euros. «El regadío de Tierra de Barros va a ser una realidad sí o sí», afirmó, aunque añadió que espera contar con la implicación de otras administraciones.

García Bernal apuntó que esta convocatoria es «el último paso para que pueda ser una realidad» este proyecto, que ya se recogía en el Plan nacional de regadíos del año 2008 y que permitirá prestar riego de apoyo para el olivar y la viña a agricultores de doce localidades.

El Gobierno regional espera contar con el apoyo del ministerio pero no quiere retrasar la obra

La consejera apuntó que el Ejecutivo de Fernández Vara ha debido ordenar una actuación que, a su juicio, no recibió impulso durante la pasada legislatura. Con ese fin, en los últimos tres años se ha redactado el proyecto básico, el estudio de impacto ambiental y otros trámites para poder llevar a cabo un proyecto muy esperado en la comarca de Tierra de Barros.

La responsable de Medio Ambiente y Rural también recalcó que este tipo de inversiones permitirá crear empleo y riqueza y fijar a la población en núcleos rurales. Con el mismo objetivo, el Consejo de Gobierno también dio ayer luz verde a la firma de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Villanueva del Fresno para la transformación en regadío de parte de la finca comunal de la localidad.

A la consejería le corresponderá financiar y ejecutar las obras de interés agrícola general, a través del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, con un importe equivalente al 57,22% del presupuesto total de las obras del proyecto. Estos trabajos tendrán un importe máximo de 2,34 millones de euros.

Por su parte, el Ayuntamiento deberá financiar y ejecutar las obras de interés agrícola privado, con un importe equivalente al 42,78% del presupuesto total, por sus propios medios o mediante contratación externa. Estos trabajos tendrán un importe de 1,75 millones de euros.

Fondo de mancomunidades

Además, el Consejo de Gobierno autorizó la convocatoria de ayudas del Fondo de Cooperación para las Mancomunidades Integrales de Municipios de Extremadura, cuyo presupuesto asciende a 2.590.332 euros. La Junta aporta el 76,84%, 1.990.332 euros, mientras que las diputaciones provinciales colaboran con 300.000 euros cada una.

La portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, recordó que estas ayudas pretenden potenciar el desarrollo integral de las mancomunidades para que gestionen servicios que no podrían ofrecer de manera individual los ayuntamientos, como el abastecimiento de agua potable, el alumbrado público y el tratamiento de los residuos.

Por último, el Gobierno regional aprobó la convocatoria de las ayudas destinadas a la modernización del olivar con 2.050.000 euros, cofinanciados por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) en un 75% dentro del Programa de Desarrollo Rural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos