La Junta repetirá una oposición de profesores de Secundaria de 2010

La Junta repetirá una oposición de profesores de Secundaria de 2010

Los tres aspirantes que se convirtieron en funcionarios tras este proceso selectivo pierden sus plazas

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

La oposición de profesores de Secundaria, en la especialidad Organización y Procesos del Mantenimiento de Vehículos, que se celebró en Extremadura en junio de 2010, se volverá a repetir. Así lo anuncia la Junta, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2015, que confirmó el fallo emitido con anterioridad por el TSJEx, declarando nula la oposición y ordenando su repetición.

Más información

El alto tribunal daba así la razón al opositor que inició el proceso judicial, que recurrió la relación de aprobados argumentando que la presidenta del tribunal de selección, ahora condenada a dos años de cárcel por un delito de prevaricación y otro de infidelidad en la custodia de los documentos, mantenía con él una «manifiesta relación de enemistad».

Tanto el TSJEx como el Supremo ratificaron la existencia de causa de recusación y señalaron que la misma era motivo suficiente para invalidar el proceso selectivo. Pero, además, se destruyeron los exámenes de los opositores, lo que impidió que se pudiera revisar la actuación del tribunal para valorar si se habían respetado o no los principios constitucionales de mérito y capacidad. Motivo por el que, según el Supremo, no cabía otra opción que repetir la oposición y anular las notas obtenidas por los tres aspirantes que superaron el proceso y que desde septiembre de 2010 tienen una plaza en propiedad.

Sus recursos no han sido atendidos por el Supremo que, en un auto de fecha 3 de mayo de 2017, ha confirmado su sentencia de 2015. Y, posteriormente, según la Junta, el TSJEx ha establecido que no había lugar para declarar la inejecución de la sentencia del alto tribunal ni tampoco llevarla a cabo a través de medidas alternativas.

Como la última propuesta por los tres funcionarios que dejarán de serlo y el opositor que inició el proceso judicial, que contemplaba que se otorgase un punto más a la calificación obtenida por el recurrente, lo que implicaba que superaba la oposición y lograba un plaza, y que se mantuviese la condición de funcionarios a los tres que lograron la plaza en 2010.

23 admitidos

Sin embargo, en una reunión celebrada el pasado día 8, la Abogacía General de la Junta determina la repetición íntegra del proceso selectivo, «ya que se ha advertido a lo largo del procedimiento no haber lugar ni a declarar la inejecución material de la sentencia ni a otras medidas alternativas, debiendo cumplirse la sentencia en sus estrictos términos», señala la Junta.

También que es su responsabilidad «ejecutar las sentencias judiciales, en los términos de estas, por dolorosas que resulten».

Por eso adelanta que, «a la mayor brevedad posible, se procederá a convocar un nuevo proceso selectivo, en el punto que las actuaciones fueron declaradas nulas». También que «dicho proceso se llevará a cabo admitiendo la participación únicamente de los aspirantes admitidos en el año 2010, ofertándose de nuevo las tres plazas».

En junio de hace ahora siete años fueron 23 las personas admitidas, aunque solo 18 hicieron el examen en la especialidad de Organización y Procesos de Mantenimiento de Vehículos.

Condena

María de los Ángeles Leal, la que fue presidenta del tribunal número 1 de las oposiciones de Secundaria, en la especialidad Organización y Procesos de Mantenimiento de Vehículos de la convocatoria de 2010, fue condenada a dos años de cárcel y 12 años de inhabilitación para empleo o cargo público.

El fallo de la Audiencia mantenía que con su actuación impidió que un aspirante aprobara la oposición. No solo porque rechazó la recusación por enemistad manifiesta que formuló el opositor, con el que coincidió trabajando en el IES Emérita Augusta de Mérida y al que la justicia le ha dado la razón, sino porque «la arbitrariedad de las sucesivas decisiones» que fue tomando durante el proceso selectivo evitaron que el opositor lo aprobara.

Por este motivo, este aspirante denunció lo ocurrido tanto en vía contenciosa como en vía penal. En la primera, el TSJEx primero y después el Supremo, decidieron anular la oposición e instar a la Junta a repetirla. En la segunda, el juzgado cacereño impuso una condena a la presidenta del tribunal por un delito de prevaricación y otro de infidelidad en la custodia de los documentos, porque «una vez terminado el proceso de selección, a propuesta de la acusada se decidió y procedió a la destrucción de los exámenes». Es la condena en vía penal la que la presidenta recurrió en apelación ante la Audiencia Provincial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos