La Junta extiende la jornada de 35 horas semanales a sanitarios y profesores

Personal sanitario en la UCI del Hospital Infanta Cristina de Badajoz. :: hoy/
Personal sanitario en la UCI del Hospital Infanta Cristina de Badajoz. :: hoy

Establece un cómputo anual máximo para el personal del SES y fija las 18 horas lectivas para los docentes en dos cursos

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Será un año después que los trabajadores de la Administración General, pero sanitarios y docentes tendrán también una reducción de su jornada laboral, tal como venían reclamando los sindicatos y se había comprometido el Gobierno regional. Para eso, la Junta ha firmado con las centrales CC OO, UGT y CSIF un acuerdo que fija las fechas y reducciones, con el objetivo de que la flexibilización alcance a todos los empleados públicos de Extremadura, con el fin de que también sanitarios y docentes tengan una jornada de 35 horas semanales.

Tal como ayer explicó la consejera de Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, tras la firma del acuerdo con las centrales, lo que se pretende con él es «restituir a los empleados públicos los derechos que perdieron como consecuencia de la recesión y la crisis económica y, sobre todo, garantizar unos servicios públicos de calidad para todos los extremeños».

Más

De este modo, según el acuerdo firmado, los profesores realizarán a partir de septiembre una jornada de 19 horas lectivas, en lugar de las 20 actuales, y será el siguiente curso, en 2019-2020, cuando volverán a las 18 horas lectivas. En cuanto a los maestros, se reducirán a la mitad las horas complementarias que hacen por la tarde.

Respecto al personal sanitario, el acuerdo entre Junta y sindicatos fija el número de horas anuales que deberán hacer los trabajadores del SES para mejorar su situación. El pacto alcanzado señala «una jornada presencial en cómputo anual de 1.519 horas para el turno diurno, 1.484 para el turno rotatorio estándar y 1.450 horas en turno fijo nocturno». Estas nuevas jornadas comenzarán a partir del 1 de octubre. «Será tras el periodo estival para garantizar la planificada prestación de los servicios durante el mismo», se justifica en el acuerdo.

Además, también recoge la necesidad de «introducir las adaptaciones organizativas, o de otro tipo, necesarias para permitir ajustar los turnos de trabajo del personal de los centros y servicios de 24 horas».

No obstante, cabe recordar que tanto el personal de la Administración General, que lleva desde el pasado septiembre con una jornada presencial de 35 horas semanales, como el resto de empleados públicos a los que ahora la Junta extiende la flexibilización comprometida, tienen una jornada laboral semanal de 37,5 horas, como el resto del país por imposición del Gobierno central desde 2012. Y mantendrán igualmente esta jornada. Lo que se alcanza con el acuerdo firmado es una flexibilidad horaria que en el caso de los docentes les permitirá reducir las horas de clase, no las de trabajo semanal y, en el del personal sanitario, la jornada presencial. Igual que el personal de la Administración General tiene 35 horas semanales presenciales y las 2,5 restantes hasta las 37,5 las completa con formación 'online'.

De este modo, el objetivo del pacto alcanzado, fruto de las negociaciones llevadas a cabo en los meses anteriores, es avanzar en la mejora de las condiciones laborales de los empleados públicos. Porque, tal como se argumenta en el documento, «durante la crisis económica, en ocasiones por políticas restrictivas y que han culpabilizado al conjunto de los empleados públicos de la situación económica del país, han sido uno de los colectivos que más recortes han sufrido indiscutiblemente en materia retributiva, pero también en condiciones laborales de conciliación y flexibilización».

Los tres sindicatos firmantes aplauden un acuerdo que ahora se tendrá que concretar en las sectoriales de Educación y Sanidad. Tanto Benito Román, de CSIF, como Esther Ávila y José Ignacio Luis Cansado, por parte de CC OO y UGT respectivamente, destacaron ayer la importancia de un pacto que mejora las condiciones laborales de los empleados públicos «por cuanto supone de resarcimiento a uno de los colectivos que más recortes han sufrido». Las centrales han agradecido especialmente que el acuerdo haga mención a la dignificación de la figura de los empleados públicos y han coincidido en la confianza de que este acuerdo pueda servir como ejemplo para el resto de las administraciones públicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos