La Junta tiene que readmitir a un trabajador al que despidió por tener formación superior

Trabajador de ITV en una revisión, en una imagen de archivo. :: hoy/
Trabajador de ITV en una revisión, en una imagen de archivo. :: hoy

El TSJEx declara nulo su despido y obliga, además de a la readmisión, a abonarle el sueldo con carácter retroactivo

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Fueron dos los afectados y ya hay sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) para uno de ellos. Un fallo por el que deberá no solo volver a su puesto de trabajo, sino cobrar el sueldo que ha dejado de percibir desde que fue despedido el 21 de mayo de 2015. En total, unos 25.000 euros, teniendo en cuenta una nómina aproximada de 1.342 euros mensuales.

Esta es, de momento, la consecuencia de la decisión que la Junta adoptó hace ya mas de dos años. La Consejería de Fomento decidió despedir a dos trabajadores de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) por tener una titulación superior a la requerida.

Ambos se presentaron al proceso selectivo por el que salieron a concurso siete plazas de laborales en diferentes ITV de la región. Aprobaron la fase de oposición, pero no tuvieron puntos suficientes para conseguir una de las siete plazas en propiedad y pasaron a la bolsa de trabajo en segunda y tercera posición.

Cuando surgieron vacantes en las estaciones fueron llamados. Uno comenzó en abril de 2013 y el otro en junio de ese mismo año. Sin embargo, un año después la Junta puso en marcha un procedimiento administrativo que culminó con la rescisión de sus contratos en mayo de 2015. Porque ninguno de ellos tiene el título de grado medio exigido en algunas de las especialidades de la familia de Transporte y Mantenimiento de Vehículos, aunque sí el de técnico superior en Automoción, perteneciente a la misma familia de conocimientos.

Los dos, por eso, iniciaron un proceso judicial para recuperar sus puestos de trabajo. Primero en la jurisdicción contencioso-administrativa y después, remitidos por esta, en la social. Para reclamar la nulidad del despido por dos razones: porque la Junta de Extremadura no cumplió para ejecutar la rescisión lo establecido en la Ley de Procedimiento Administrativo y porque defienden que un título de grado superior es válido para ocupar el puesto de mecánico-inspector.

El Juzgado de lo Social de Cáceres dictó el pasado 14 de julio una sentencia en la que considera que la decisión de la Junta fue un despido, y lo califica como «improcedente» porque la titulación del afectado sí valía para ocupar el puesto de mecánico-inspector.

Sin embargo, tanto la defensa del trabajador que primero ha contado con un fallo favorable como la Junta recurren el fallo del juzgado cacereño. En el caso del empleado, porque mantiene que el despido no fue improcedente sino nulo, lo que conlleva la readmisión y el pago de los salarios dejados de percibir. La Junta de Extremadura, por su parte, porque considera que la extinción del contrato fue correcta, puesto que era el título de grado medio, y no el de grado superior, el exigido en las bases de la bolsa a través de la que accedió a un puesto de trabajo.

Ahora, en una sentencia del pasado mes, el TSJEx atiende el recurso del trabajador y declara nulo el despido porque la Junta no siguió el procedimiento legalmente establecido para rescindir el contrato, «por no haber recabado el preceptivo informe del órgano consultivo y superando ampliamente el plazo de tres meses fijado» para la resolución del contrato. Una situación que, sin entrar a analizar la cuestión relativa a la titulación, «nos sitúa en la declaración de nulidad del cese del trabajador, por la propia nulidad del expediente tramitado», señala el TSJEx en su sentencia.

El tribunal, por ello, declara que la Junta debe mantener al empleado en su puesto de trabajo y «abonarle los salarios dejados de percibir desde el 21 de mayo de 2015 y hasta su readmisión, a razón de 44,73 euros por día». Todo sin entrar a valorar la cuestión de la titulación que, por otro lado, ha modificado el Gobierno central en la nueva regulación que ha hecho de las ITV. Aprobada el pasado 20 de octubre, entre otros asuntos, actualiza los requisitos de cualificación del personal e incorpora la formación a distancia. Para los inspectores se exige por primera vez la titulación de técnico superior de Automoción, como nivel mínimo.

En cualquier caso, esta sentencia del TSJEx, que obliga a la Junta a readmitir al trabajador en una estación de ITV, no es firme y contra la misma cabe presentar recurso de casación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos