«La Junta nos quita la condición de funcionario porque le da la gana»

Heliodoro López Vicente, Víctor Manuel León Batalla y Francisco Lérida Cintas./DAVID PALMA
Heliodoro López Vicente, Víctor Manuel León Batalla y Francisco Lérida Cintas. / DAVID PALMA

Los tres profesores que perderán su plaza por la decisión de repetir una oposición de 2010 reclamarán a Educación y al tribunal de selección

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Sus vidas cambiaron en 2010 cuando aprobaron una oposición después de más de tres intentos. «Logramos por fin respiro, estabilidad, tranquilidad... Hicimos realidad un sueño». Y se embarcaron en nuevos proyectos, en nuevas inversiones, las que se afrontan sin miedo cuando se sabe que se tiene un trabajo para toda la vida.

Sin embargo, si nadie lo remedia, Víctor Manuel León Batalla, Heliodoro López Vicente y Francisco Lérida Cintas perderán su plaza en propiedad. Son los tres funcionarios que dejarán de serlo después de que la Junta de Extremadura haya decidido repetir el proceso selectivo en el que lograron sus plazas.

Se trata de la oposición de profesores de Secundaria, en la especialidad Organización y Procesos del Mantenimiento de Vehículos, que se celebró en Extremadura en junio de 2010. Y que la Junta esta semana ha anunciado que se va repetir lo antes posible, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2015, que confirmó el fallo emitido con anterioridad por el TSJEx, declarando nula la oposición y ordenando su repetición.

El alto tribunal daba así la razón al opositor que inició el proceso judicial, el cual recurrió la relación de aprobados argumentando que la presidenta del tribunal de selección, ahora condenada a dos años de cárcel por un delito de prevaricación y otro de infidelidad en la custodia de los documentos, mantenía con él una «manifiesta relación de enemistad».

Según la Junta, el TSJEx ha establecido que no había lugar para declarar la inejecución de la sentencia del alto tribunal ni tampoco llevarla a cabo a través de medidas alternativas.

«Esto no es verdad, el tribunal estaba receptivo a que alcanzáramos un acuerdo, pero ha sido la Junta la que no ha querido», manifiestan los tres funcionarios, ingenieros técnicos industriales.

Lo cierto es que el TSJEx, en un auto de fecha del pasado 2 de noviembre, señaló que estaba a la espera de que se le presentara un «acuerdo firmado por todas las partes litigantes para su aprobación por el tribunal». Dejando claro que, «como ya ha sido anteriormente puesto de manifiesto, el tribunal no muestra oposición a los acuerdos transaccionales a los que lleguen las partes litigantes».

El TSJEx se mostró a favor de que el conflicto se resolviera con un acuerdo entre los implicados

Es decir, que entre el opositor que inició el proceso judicial y al que el Supremo le ha dado la razón, los tres funcionarios que lograron su plaza en 2010 y la Junta podrían haber alcanzado un acuerdo que permitiera la ejecución de la sentencia del alto tribunal, sin que «terceros que actuaron de buen fe», como ha ocurrido en otras ocasiones, se vieran perjudicados.

Un acuerdo que se podría haber alcanzado con la propuesta planteada por los tres funcionarios que dejarán de serlo y el opositor que inició el proceso judicial, que contemplaba que se otorgase un punto más a la calificación obtenida por el recurrente, puesto que no había sido calificado correctamente por el tribunal de selección como dejan claro las sentencias judiciales, y que se mantuviese la condición de funcionarios a los tres que lograron la plaza en 2010.

Una propuesta que la Junta no ha respaldado ante el TSJEx, al que tampoco ha querido plantear otra posterior que sí ha sido iniciativa suya, que suponía añadir a la de los funcionarios y el recurrente, que el examen se repitiera para el resto de admitidos a la oposición de 2010.

Más información

«Todas las partes estábamos de acuerdo en esta propuesta para ejecutar la sentencia y, sin embargo, la Junta no la ha querido presentar al TSJEx y, en su lugar, ha optado por repetir la oposición», explican los funcionarios. «¿Por qué lo ha hecho? No lo sabemos. Solo que la Junta nos quita la condición de funcionario porque le da la gana».

Por eso su estabilidad y tranquilidad se han tornado hoy en desasosiego e impotencia. Claman a la Administración que vuelva a mirar al acuerdo, «que aunque no ha luchado por nosotros en ningún momento del proceso, lo haga antes de quitarnos nuestras plazas». De la misma forma que el sindicato PIDE, que representa a los tres profesores, ha pedido una reunión a Guillermo Fernández Vara, «que a nosotros ni nos ha recibido ni nos ha contestado».

Si no logran que la Junta dé marcha atrás en su decisión de repetir la oposición, anuncian nuevos procesos judiciales para reclamar tanto a la Administración como al tribunal de selección, «porque ambos son responsables de lo que nos está ocurriendo», que les pague por los daños y perjuicios ocasionados. «Por eso también les pedimos el acuerdo, para que sus errores, sus negligencias y su dejadez no las tapen con el dinero de los extremeños».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos