La Junta plantea una oferta de 4.113 plazas de empleo público hasta 2019

Proceso selectivo de la Junta./HOY
Proceso selectivo de la Junta. / HOY

Espera cumplir así con el compromiso de reducir la temporalidad

EFE

La Junta de Extremadura ha cuantificado en 4.113 las plazas mínimas adicionales que debe aprobar en distintas convocatorias extraordinarias antes de que finalice el año 2019 para cumplir con el compromiso pactado de reducir la temporalidad en la función pública extremeña a un ocho por ciento.

La directora general de Función Pública, María del Carmen Vicente, ha facilitado este miércoles estos datos tras la reunión con los sindicatos de la Mesa General de Negociación de la Administración, a la que ha asistido la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales.

Vicente ha explicado que en esta reunión se han abordado los criterios generales de estabilización para reducir la temporalidad y ha precisado que se ha partido, para ello, de una primera cuantificación de plazas.

«Esto implicaría la aprobación de ofertas extraordinarias que se unirían a las ordinarias» en los distintos sectores de Educación, Sanidad y Administración General.

Según la cuantificación mínima de plazas realizada, más de 2.400 plazas corresponderían al Servicio Extremeño de Salud (SES) y 927 a Educación, mientras que a la Administración General irían 206 más una sobre tasa adicional de en torno a 500, que corresponderían a las vacantes de indefinidos no fijos.

La directora general de Función Pública ha explicado que estas convocatorias se irían realizando de forma paulatina, para evitar efectos llamada o coincidir con los procesos simultáneos de otras comunidades autónomas.

El horizonte firmado por los sindicatos en la mesa estatal para llevar a cabo estos procesos de estabilización mediante la aprobación de esas ofertas extraordinarias es de tres años, por lo que todo el proceso, a juicio de María del Carmen Vicente, se puede dilatar en un plazo de unos cinco años.

Más información

El presidente autonómico de CSIF, Benito Román, ha dicho que para bajar de la tasa actual de temporalidad del 21 por ciento al ocho por ciento se necesitan 11.000 plazas, unas 4.000 de ellas en Educación, 5.000 en Sanidad y 2.000 en Administración General.

Por ello, para Román la cuantificación mínima hecha por la Junta de 4.113 plazas es «totalmente insuficiente».

Además, según el dirigente de CSIF, en los últimos años se han perdido 4.600 empleados públicos dependientes de la Junta de Extremadura, a la que ha instado a cumplir también su compromiso con respecto a la jornada de 35 horas o la descongelación de la carrera profesional para que los funcionarios extremeños recuperen los derechos perdidos en los años de la crisis.

Por parte de CC OO, Francisco Jiménez, ha considerado «demasiado corta» la reunión para abordar un asunto de tanta transcendencia y ha instado a que se establezcan criterios claros en estos procesos.

Jiménez ha instado a la Junta a que no considere la tasa de reposición como una limitación y que se aprovechen todas las opciones que permita la ley para aumentar al máximo el número de plazas que se van a convocar.

José Ignacio Luis Cansado, de UGT, ha abogado también por que se amplíe la tasa de reposición para que se cree empleo neto, así como por el establecimiento de criterios de valoración y bases que sean homogéneas en los tres ámbitos: Educación, Sanidad y Administración General.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos