La Junta afirma que no permitirá el consumo de alcohol en colegios e institutos

La Junta afirma que no permitirá el consumo de alcohol en colegios e institutos

La nueva ley endurece las restricciones para hospitales, centros de trabajo y universidades

REDACCIÓN MÉRIDA.

La Junta de Extremadura afirma que no estará permitido el consumo de alcohol en centros docentes no universitarios, una posibilidad que se contempla en la nueva Ley de prevención del consumo de bebidas alcohólicas en la infancia y la adolescencia, que fue aprobada por la Asamblea el pasado jueves.

La Ley de convivencia y ocio de Extremadura, del año 2003, prohíbe expresamente el consumo de bebidas alcohólicas en los centros docentes no universitarios, en los centros de menores y en cualquier otro específicamente destinado a su uso por los menores de dieciocho años. Pero esta norma será derogada por la aprobada esta semana.

Más información

En concreto, la nueva ley endurece las restricciones para hospitales, centros de trabajo y universidades, entre otros, ya que sólo se permitirá tomar alcohol en lugares expresamente habilitados (como las cafeterías) y siempre que las bebidas no tengan más de 18 grados. Es decir, restringe el consumo a vino y cerveza, principalmente.

Pero en esta relación también se incluyen los centros docentes no universitarios, lo que implica suavizar la norma del año 2003. Esta modificación no estaba en el proyecto original, sino que se introdujo por una enmienda del PSOE.

Sin embargo, la Junta señala que la nueva norma tiene carácter general, y que en todo caso se impondrá la normativa sectorial. En el campo de la educación, remite a la Ley reguladora de la salud escolar de Extremadura, de 1990, que fija que no se permite la venta de bebidas alcohólicas en los centros docentes.

La ley aprobada esta semana deroga, conforme a la fórmula habitual, las disposiciones de igual o inferior rango que contradigan lo dispuesto en la nueva norma. Pese a ello, la Junta considera que la ley de 1990 tiene plena vigencia.

Aún así, esta norma sólo se refiere la venta de alcohol. Pero la Administración regional señala que, en último extremo, el consumo dependería de una autorización expresa. Y añade que la redacción final sigue la línea de otras leyes autonómicas y del borrador de la nueva ley nacional, aún en tramitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos