Ibarra, partidario de que el PSOE forme Gobierno con el PP «para luchar contra el independentismo»

El expresidente extremeño califica de «deslealtad» que ahora, que la democracia «vuelve a ser atacada» los políticos de ambas manifestaciones no se manifiesten «clara y nítidamente» contra el procés

HOY.ES

El expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha pedido al PSOE que haga saber a los independentistas que no tendrían «el más mínimo complejo» en formar gobierno con el PP si fuera necesario.

En un artículo en ABC titulado 'Si fuera necesario, habría que hacerlo', Ibarra ha tachado de «mojigatería» la ambigua posición que algunos partidos contrarios a la independencia han adoptado con la única razón de no querer ser confundidos unos con otros. Además, asegura echar en falta en la cuestión catalana el mismo «interés común» de los partidos estatales que propició la derrota del 'plan Ibarretxe' en el Congreso. Algo que compara con la unidad ante el Golpe de Estado de Tejero. Además califica como una deslealtad que ahora, cuando la democracia vuelve a ser atacada, estas formaciones no se manifiesten clara y nítidiamente en contra del procés.

En su artículo, Ibarra insta a sus compañeros de partido a mostrarse abiertos a entrar en un gobierno con quienes estén dispuestos a fortalecer la democracia y parar los pies a los sediciosos con el Código Penal en la mano «sin importar el precio a pagar». Asevera que no es necesario negociar nada con Cataluña a partir del día dos de octubre, ya que «los independentistas no van a aceptar nunca nada».

El expresidente extremeño asegura que los independentistas saben que «la proclama no tendrá ningún efecto ni jurídico ni político». Y también que al «día siguiente harán propuestas en las que se pondrá de manifiesto las diferencias que existen entre ellos. Unos querrán que se unan todos contra el Gobierno español para echar a Rajoy de la presidencia. Otros apostarán por negociar al alza lo que en estos momentos recoge el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Otros querrán que se negocie un nuevo sistema de financiación que resitúe mejor a Cataluña en el debe y en el haber fiscal. Algunos pedirán que se reforme la Constitución para encajar bien a quienes se encuentran desencajados y, por fin, el Gobierno y su partido aceptarán que se reúna la Comisión que se aprobó constituir recientemente en el Congreso de los Diputados para releer de nuevo el Título VIII de la Constitución».

El político concluye diciendo que «no importa el precio a pagar si contribuimos con ello a terminar con este proceso que dura ya demasiado tiempo».

Fotos

Vídeos