La homologación sanitaria, básica para las ventas al exterior

En la última década el valor de lo exportado por paletas y jamones desde España ha crecido un 120%. Se ha pasado de ventas por valor de 183 millones en 2007 a 362 millones en 2016. El pasado 2017, a falta de datos definitivos, cerró con datos brillantes, aventuran desde el sector. El mercado exterior es ahora clave para explicar la resurrección del porcino. Y lo es no solo por la demanda de productos curados sino también de carnes frescas. Pero para vender fuera del ámbito europeo las exigencias sanitarias son diversas. Un obstáculo insalvable para muchos. «Hay bastantes casos de industriales que han sacrificado sus cochinos en mataderos que no tienen la homologación sanitaria que requieren muchos países. Por eso se trata no solo de hacer un gran matadero para incrementar las posibilidades de sacrificio en Extremadura sino de que el que se haga tenga la homologación necesaria para luego exportar a casi cualquier país del mundo», concluye Francisco Espárrago, presidente de Señorío de Montanera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos