La Guardia Civil buscó durante toda la noche al motorista que murió camino de Don Benito

El accidentado telefoneó a su mujer para decirle que había sufrido un accidente pero no pudo precisar dónde y tardaron diez horas en localizarlo

E. F. V. BADAJOZ.

Moisés Luna Gil, de 39 años de edad y vecino de Don Benito, murió el miércoles por la noche mientras varias patrullas de la Guardia Civil trataban de localizar su moto en las carreteras que unen las ciudades de Mérida y Don Benito.

El accidente de tráfico que le costó la vida debió tener lugar pasadas las 23 horas del miércoles. Ocurrió cuando viajaba a la localidad en la que vive a bordo de una moto de campo Derbi Senda.

El lugar exacto en el que se salió de la carretera está en el kilómetro 11,700 de la carretera que une Guareña con Don Benito, a unos cien metros del doble túnel que pasa bajo el canal del Zújar.

En ese lugar hay una curva muy pronunciada hacia la izquierda protegida con un guardarraíl contra el que debió chocar la moto, que avanzó varios metros antes de quedar tumbada en una zona llena de maleza, justo al lado de dos señales de tráfico. Al lado hay un camino que sale a la derecha.

Tras sufrir ese accidente, el motorista telefoneó a su mujer para comunicarle que había sufrido un accidente de tráfico mientras iba de Mérida a Don Benito, pero no pudo precisar el lugar exacto en el que se encontraba.

Esa información fue transmitida a la Guardia Civil, que puso en marcha una rápida búsqueda en los dos tramos de carretera por los que se supone que circulaba el motorista: la EX-307 (Mérida-Guareña) y la EX-105 (Guareña-Don Benito). En total, 52 kilómetros de carretera que en un turismo tarda en recorrer unos 50 minutos.

Esos dos tramos fueron peinados durante toda la noche por los agentes de la Guardia Civil que se encontraban de servicio, pero ninguna de las unidades destinadas a esta búsqueda fue capaz de localizar al accidentado.

Hallado por la mañana

Finalmente, la moto fue hallada pasadas las 7 de la mañana. A esa hora comenzaba a amanecer y los agentes localizaron el vehículo tumbado sobre la hierba. Inspeccionaron la zona pero en un primer momento no localizaron al motorista.

Finalmente, el cadáver fue encontrado alrededor de las 10 de la mañana a unos 50 metros de distancia del lugar en el que se produjo el accidente. Estaba detrás del guardarraíl, por lo que era difícil verlo desde la carretera.

Todo hace suponer que la muerte se produjo como consecuencia de un neumotórax, aunque las causas deberán ser determinadas por la autopsia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos