El Gobierno fija en 56 el número de muertes en las carreteras en 2017

Un hombre resulta atropellado en Monesterio y una mujer sufre un traumatismo al salirse de la vía su vehículo

REDACCIÓN/EFE

Un total de 56 personas perdieron la vida en Extremadura en accidentes de tráfico durante el pasado año, uno más que en 2016, ya que fallecieron 30 en la provincia de Badajoz, cuatro menos que en 2016, mientras que en la cacereña se incrementó la cifra en cinco, pasando de 21 a 26. La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, que dio ayer a conocer la nueva campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre vigilancia y control de las condiciones del vehículo, explicó además que hubo un 10,9% más de accidentes con víctimas, un total de 1.453 (976 en Badajoz y 477 en Cáceres), con un aumento significativo en zona urbana.

Estos datos elevan ligeramente el primer balance provisional que la DGT hizo y que fijaba en 50 el número de víctimas mortales, como recogió este diario el pasado 2 de enero. Si bien, aquellas cifras estaban referidas solo a los fallecidos en las 24 horas siguientes al accidente.

Ayer, sobre la nueva campaña, Herrera aseguró que los aproximadamente 400 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la región vigilarán los vehículos del 15 al 21 de enero para garantizar que el estado de los mismos cumple los requisitos establecidos en la legislación

Por otro lado, un hombre de 85 años sufrió ayer fractura costal en Monesterio, y una mujer de 58 años resultó herida menos grave, con trauma craneal, al salirse de la vía el vehículo en el que viajaba en la carretera de Azuaga a Campillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos