El Gobierno decide finalmente reducir a 20 el número mínimo de peonadas

Un trabajador varea un olivo./HOY
Un trabajador varea un olivo. / HOY

La medida estaba pendiente de que se reconociera la sequía, pero la Delegación del Gobierno en Andalucía confirma que la decisión está tomada

LUIS EXPÓSITO/REDACCIÓN BADAJOZ/BADAJOZ.

El Gobierno de España ha iniciado las actuaciones necesarias para rebajar de 35 a 20 el número de peonadas necesarias para acceder al subsidio y a la renta agraria en Andalucía y Extremadura. Así lo anunció el pasado domingo mediante una nota la Delegación del Gobierno en Andalucía, que evidentemente solo fue enviada a los medios de comunicación de esa región.

Ya el viernes Juan Manuel Moreno, líder del PP en esa comunidad, había adelantado la medida en una intervención en el pleno del Parlamento andaluz.

Desde hace varios meses, la ministra de Empleo venía sopesando la posibilidad de reducir el número de peonadas, pero siempre lo supeditaba a que se confirmara que el campo español se encuentra en una situación de sequía.

Será la tercera vez en los últimos años que el Gobierno toma esta medida. Como es sabido, los trabajadores del Régimen Especial Agrario tienen que hacer un mínimo de 30 jornadas de trabajo (peonadas) pagando una cotización (conocida como 'el sello') para poder cobrar luego la prestación cuando acaban las campañas agrícolas. Cuando se dan determinadas circunstancias como sequías que impiden cumplir ese mínimo, el Gobierno reduce el número de jornadas que es necesario trabajar. Mediante su nota, la Delegación del Gobierno en Andalucía afirma que con esta medida se atienden «las demandas y necesidades del sector, y se pone de manifiesto una vez más que el campo y el empleo agrario son una prioridad para el Ministerio de Empleo y para el Ejecutivo de Mariano Rajoy».

Explica asimismo que se garantizará que la sequía no afectará a la percepción de la renta y el subsidio agrario a los más de 205.000 trabajadores del campo andaluz y extremeño que al año se benefician de estas ayudas. Para llevar a cabo la medida, que se aprobará con carácter retroactivo y tendrá efecto desde el 1 de septiembre del año anterior, el Gobierno ha promovido las correspondientes enmiendas parlamentarias. «Ello quiere decir que ningún trabajador agrario de Andalucía y Extremadura perderá el derecho al subsidio agrario por una mala evolución de la cosecha como consecuencia de la sequía», se explica.

Según los datos recabados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se ha registrado una caída en la producción del olivar respecto a la campaña anterior del 20%, en el caso de Andalucía, y del 10% en Extremadura, pero además hay que tener cuenta que ya la campaña pasada fue muy mala.

Las modificaciones normativas necesarias para aprobar la rebaja de peonadas se habrán de incorporar al Proyecto de Ley para paliar los efectos de la sequía, que próximamente será aprobado por el Senado. «El Gobierno ha sido sensible a las propuestas trasladadas por sindicatos y organizaciones agrarias y ha respondido con máxima celeridad a las medidas que fueron analizadas en la Mesa del Campo hace tan sólo unos días», reza el comunicado.

Críticas

La medida no ha sido sin embargo recibida positivamente por todos. Los sindicatos a nivel nacional calificaron de discriminatorio el anuncio. Esta medida es «insuficiente» para paliar la pérdida de jornales en la agricultura por la sequía, denunciaron CC OO de Industria y UGT-FICA, en sendos comunicados, porque solo afecta a los trabajadores agrarios por cuenta ajena de Andalucía y Extremadura y deja fuera miles de personas del resto de España.

CC OO de Industria aseguró que «el Gobierno discrimina a 253.176 personas, el 32,6% de los afiliados por cuenta ajena del Sistema Especial Agrario (SEA) de la Seguridad Social de otras comunidades autónomas, afectados por la sequía y sin derecho a percibir prestaciones asistenciales». El Gobierno «adopta una medida excluyente, pensando solo en un futuro rédito electoral en el campo andaluz y extremeño», según CC OO de Industria, mientras que UGT-FICA dice que esta medida «queda muy lejos de dar una respuesta al conjunto» de los trabajadores del campo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos