La Fiscalía pide diez años de prisión para cinco personas por falsificar moneda

La imprenta ilegal se encontraba en una vivienda de la avenida Lusitania de Mérida. :: brígido/
La imprenta ilegal se encontraba en una vivienda de la avenida Lusitania de Mérida. :: brígido

Una investigación policial permitió localizar el piso de Mérida en el que tenían su imprenta de billetes de 10, 20 y 50 euros

JUAN SORIANO MÉRIDA.

Cada uno de los cinco componentes de un grupo dedicado a elaborar y distribuir billetes falsos se enfrenta a una condena de diez años y un día de prisión. A pesar de que cuando fueron detenidos apenas se localizaron 1.390 euros en moneda fraudulenta, la gravedad del delito lleva a la Fiscalía a solicitar esta dura pena de prisión. El juicio está previsto a finales de este mes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz, en Mérida.

Una investigación de la Policía Nacional iniciada en febrero de 2013 recabó indicios sobre varias personas que podrían estar dedicándose a la falsificación y distribución de billetes falsos en Mérida. Con ese fin, los agentes solicitaron a la autoridad judicial la intervención de las llamadas de tres sospechosos, para lo que se dictaron cuatro autos entre febrero y mayo de ese año.

Con la información recabada, en este último mes también se autorizó la entrada y registro en el domicilio de los procesados, situado en la avenida Lusitania de la capital autonómica. En esta vivienda se encontraron varias copias de billetes de 20 y 50 euros, así como folios con réplicas de billetes de distinto valor, entre ellos también de 10 euros. Junto a esto, los agentes se incautaron de un esmalte de uñas color plateado, papel satinado, sombra de ojos plateada en polvo y en crema y una impresora-escáner multifunción.

La investigación pudo determinar que los tres implicados, junto a otras dos personas, se venían dedicando al menos desde el año 2012 a realizar imitaciones de billetes de 10, 20 y 50 euros. Para ello, escaneaban originales e imprimían las copias, simulando el color plateado con pintauñas. Después se encargaban de colocarlas en el mercado mediante pequeñas operaciones, para lo que elegían principalmente comercios tradicionales. El valor total de la moneda falsa incautada ascendió a 1.390 euros.

La Fiscalía considera acreditado por la Policía que entre julio de 2012 y enero de 2013 pagaron cantidades no superiores a 50 euros con billetes falsos en Mérida, Badajoz, La Zarza, Alange y Talavera la Real. En otros casos solicitaron cambio para poder comprar tabaco. Incluso hicieron un encargo a un establecimiento de comida a domicilio que también abonaron con uno de estos billetes, lo que ofreció a los investigadores datos sobre el número de teléfono desde el que se hizo el pedido y el lugar de entrega.

Junto a esto, también se pudo relacionar estos hechos con dos detenciones que tuvieron lugar en marzo de 2012. En el primer caso, durante un cacheo a un individuo se localizó un billete falso de 50 euros. En el segundo, se encontraron otros tres billetes falsos de 50 euros en el registro de un vehículo.

Un delito muy grave

Los pagos que se realizaron con billetes falsos o bien han sido ya enjuiciados de forma individual o han sido declarados prescritos, ya que por separado se trata de delitos leves. Sin embargo, la fabricación y distribución de moneda falsa están castigadas en el Código Penal con hasta doce años de prisión, sea cual sea el montante defraudado.

En este caso, la Fiscalía de Mérida considera que procede imponer una pena de diez años y un día de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena a cada uno de los cinco acusados. Asimismo, reclama una multa de 13.900 euros, diez veces el dinero falso que fue incautado.

Fotos

Vídeos