Extremadura es la segunda región que más población perdió el año pasado

Calle Menacho, en Badajoz. :: hoy/
Calle Menacho, en Badajoz. :: hoy

El número de habitantes cae a un ritmo de casi quinientos cada mes, según el INE

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

Extremadura es la comunidad autónoma que más habitantes perdió el año pasado. En concreto, el censo de la región disminuyó en 6.920 personas, o lo que es lo mismo, un 0,64 por ciento, un porcentaje que solo supera Castilla y León, donde la caída fue del 0,70, según los datos que el INE (Instituto Nacional de Estadística) publicó ayer.

Estas cifras oficiales dejan claro que la comunidad camina en sentido contrario al conjunto del país, pues en el último año, la población de España creció un 0,28 por ciento. De las 17 autonomías españolas, diez tienen ahora más residentes que hace un año, mientras que en siete ha menguado. En el caso de Extremadura, lo ha hecho por sexto año consecutivo, lo que ratifica la tendencia a la baja de su censo demográfico.

A fecha 1 de enero de este año, en él hay 1.070.586 nombres, que son 33.757 menos que hace seis años. Esto significa que la región pierde habitantes a un ritmo de 469 al mes. O lo que es lo mismo, quince al día. En el último año, la comunidad se ha dejado población por las dos vías posibles: porque muere más gente de la que nace (saldo vegetativo) y porque se van más personas de las que vienen (saldo migratorio).

El censo de la región bajó en casi siete mil personas durante el año pasado

Dos golpes seguidos

Del primero de estos dos conceptos se conocieron los grandes números la semana pasada. Según detalló el INE, 2017 fue un año histórico en sentido negativo. Fue el ejercicio con más fallecimientos en la región desde 1964 y el de menos bebés desde al menos 1941, primer ejercicio para el que hay datos oficiales. En total, la comunidad cerró el año con un saldo vegetativo negativo en 3.066 personas.

Seis días después, nuevos datos oficiales y otra vez malas noticias. Porque según la estadística de migraciones, la diferencia entre los que se marcharon y los que vinieron es negativa en 3.831 personas. En este capítulo, el INE distingue entre quienes cambiaron de comunidad autónoma y quienes lo hicieron de país.

Más

Entre estos últimos, a lo largo del año pasado hubo más extranjeros que llegaron a la comunidad que extremeños que se fueron a vivir a otro estado, algo que no sucedía desde el año 2011. En concreto, el saldo migratorio exterior fue positivo en 103 personas. Esta es la única posible lectura positiva que dejan las nuevas cifras. Aunque incluso en este punto hay que tener en cuenta un matiz que relativiza la hipotética satisfacción que pueda suponer no presentar números rojos. Y es que todas las regiones excepto Murcia presentan un saldo migratorio exterior positivo. Los 103 residentes más por esta vía son la cifra más baja de entre las positivas.

Otra particularidad que sigue definiendo a Extremadura desde el punto de vista demográfico es el poco peso de la población extranjera, ya que el porcentaje de españoles es del 97 por ciento, según el estudió que el INE publicó ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos