Publicado en el DOE el plan para la recuperación de la cigüeña negra

Publicado en el DOE el plan para la recuperación de la cigüeña negra

EFE

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado hoy el plan de recuperación de la cigüeña negra (Ciconia nigra) en Extremadura, especie incluida en la categoría de «en peligro de extinción» en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas. El Gobierno regional ha sometido a información pública durante un mes el proyecto de orden por el que se aprueba el citado plan, en el que se definen las medidas necesarias para eliminar tal peligro de extinción, informa la Junta de Extremadura en una nota.

El primer censo nacional de cigüeña negra en España, organizado por el ICONA, no se realiza hasta 1987, cuando se establece una población de 175 parejas reproductoras, aunque el censo fue incompleto. Actualmente, sumando los resultados de censos parciales de las distintas Comunidades y Portugal, se alcanzan las 470 parejas seguras en la Península Ibérica, aunque es probable que la cifra real sobrepase las 500 parejas.

La población extremeña es la más importante dentro de la península ibérica, con cerca del 50 por ciento del total. Desde 1993 la Junta de Extremadura ha realizado 16 censos anuales de la especie con datos que oscilan entre las 219 parejas de 1995 y las 155 de 2010.

En 2016 el número alcanzó las 200 parejas, por lo que la tendencia de la especie en las últimas décadas puede considerarse estable. La finalidad del plan es la conservación de la cigüeña negra y sus hábitats en Extremadura, evitando las causas que inciden negativamente en su población, continúa la nota del Gobierno regional.

También se pretende garantizar la viabilidad de los territorios de reproducción de la especie, así como de las áreas críticas necesarias para el completo desarrollo de su ciclo biológico y favorecer la ocupación de áreas potenciales o históricas en las que la especie está ausente actualmente.

En este sentido, se establecen distintos objetivos, entre ellos la protección, conservación y, en su caso, restauración de los hábitats en los que se reproduce y alimenta esta especie, así como de las áreas de concentración premigratoria, invernada y las áreas potenciales de colonización.

De igual forma, se trabajará para eliminar la mortalidad no natural por colisiones, inundaciones de plataformas, electrocuciones, furtivismo y veneno, entre otros.

Incrementar la productividad natural de la especie, mejorar el conocimiento sobre su distribución, así como de las causas de su descenso de productividad y eliminar las molestias a la especie, también forman parte de los retos del plan de conservación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos