Empresarios de gasolineras denuncian que aún hay estaciones sin personal

Estación en el polígono de El Nevero de Badajoz. :: Casimiro Moreno/
Estación en el polígono de El Nevero de Badajoz. :: Casimiro Moreno

Por una ley regional, desde el verano está prohibido que este tipo de negocios estén desatendidos

J. L. G. BADAJOZ.

En el sector de las gasolineras irrumpió hace unos años el formato 'low cost' (bajo precio), el cual dio una vuelta de tuerca y consiguió rebajar aún más sus tarifas. Es posible porque la estación ahorraba costes prescindiendo de empleados y los clientes se servían a sí mismos después de pagar en una máquina. Este concepto de servicio fue vetado por la Junta de Extremadura este año, que obligó a que este tipo de gasolineras tuvieran, al menos, un trabajador. Este diario ha constatado que siguen funcionando gasolineras sin empleados. Alguna de las que hay en Badajoz, ubicada en El Nevero, incluso informa de ello a través de un aviso en el que detalla las horas del día en las que no hay personal. No obstante, deja un número de teléfono para emergencias.

Más información

La Asociación Regional de Empresarios de Estaciones de Servicio (Aresex) ha detectado esta práctica y alerta públicamente de que se está vulnerando la ley.

Su presidente, Fernando Mena, asegura que esta ilegalidad la ha puesto en conocimiento de la directora del Instituto de Consumo de Extremadura (Incoex) y de la Delegación del Gobierno.

En la Junta de Extremadura no constan denuncias sobre esta práctica

El Gobierno de España ha recurrido la ley porque piensa que vulnera la libre competencia

«La norma -asegura- no se está cumpliendo, pero en Consumo nos dicen que debe denunciarlo un particular, no nosotros porque se supone que somos parte interesada. En Extremadura hay gasolineras sin empleados o algunas que solo ponen a una persona en las horas en que hay más movimiento, el resto del día no hay nadie», señala Mena, que ha pedido a la administración regional que controle que esta medida sea efectiva, pues más allá de las sanciones, el sector lo que quiere fundamentalmente es que «se cumpla la ley».

Preguntada la Junta de Extremadura, el ejecutivo regional asegura aún no se ha puesto ninguna sanción ni consta que se haya registrado ninguna denuncia en los servicios del Incoex (Instituto de consumo de Extremadura).

Una ley recurrida

Hay que decir que esta ley de la Junta de Extremadura aprobada en mayo de este año por la Asamblea ha sido recurrida. Fue el propio Gobierno el que pidió que se eliminara esta exigencia de que hubiera al menos un empleado por gasolinera. El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y Energía, Turismo y Agenda Digital explicó el pasado mes de septiembre que la decisión de la Junta no es coherente con el principio de libertad de establecimiento y ejercicio de la actividad. Igualmente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), organismo público adscrito al Ministerio de Economía, señaló que aquellas gasolineras sin trabajadores aportan beneficios al consumidor porque aumenta la competencia en el sector.

Como se sabe, Extremadura es una de las nueve comunidades autónomas que tiene disposiciones para garantizar que haya una persona para atender a los conductores que acuden a repostar. Para ello, esta región modificó una ley de 2001 referente al Estatuto de los Consumidores de Extremadura.

La exposición de motivos explicaba que en estas «gasolineras desatendidas» hay un «peligro potencial para los usuarios con necesidades especiales, en caso de derrame de combustible, así como la imposibilidad de reclamar asistencia inmediata de algún responsable si se produce alguna eventualidad susceptible de riesgo».

Habla además de que saldrían perjudicadas las personas con algún tipo de discapacidad o movilidad. Por todo ello, el nuevo artículo del Estatuto de los Consumidores de Extremadura establece que «todas las instalaciones de suministro por menor de combustibles y carburantes de vetan al público en general deberán disponer en la propia instalación, mientras permanezcan abiertas y en servicio en horario diurno, al menos de una persona responsable de los servicios que se prestan». Y a continuación especifica que el horario diurno se considera entre las siete de la mañana y las diez de la noche.

Control sobre cooperativas

Por otro lado, el máximo responsable de Aresex también pidió un mayor control sobre los puntos de venta de carburante de las cooperativas, que en algunos casos actúan como auténticas gasolineras pese a no poder superar un determinado porcentaje de venta a terceros.

Según recordó Mena a Efe, las cooperativas no pueden suministrar más del 50 por ciento de su combustible a no cooperativistas, por lo que en algunos casos se aumenta el número de socios para poder vender más litros en la calle.

«Si se alcanzan acuerdos y se llegan a leyes, estas deben cumplirse», zanjó el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Extremadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos