El dinero de los extremeños en planes de pensiones crece un 27% en tres años

El aumento de la esperanza de vida ha fomentado la cultura del ahorro. :: hoy/
El aumento de la esperanza de vida ha fomentado la cultura del ahorro. :: hoy

2016 cerró con una inversión global de 1.077 millones de euros por parte de un 13,6% de la población regional

ANA B. HERNÁNDEZ PLASENCIA.

Estamos aún lejos de la media nacional y a mayor distancia de la europea. Pero los extremeños cada vez más decidimos invertir más en los planes de pensiones. Una clara muestra de ello son los datos hechos públicos por el informe del observatorio de Inverco, que es la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones de España.

En los últimos tres años, el ahorro de los extremeños en estos planes ha crecido un 27%, porque los 847 millones de euros invertidos en 2013 han aumentado hasta 1.077 millones de euros en 2016. Un año en el que un 13,6% de la población, 147.784 extremeños, apostó por invertir en planes de pensiones con un patrimonio medio que también ha crecido en el mismo periodo hasta situarse en 7.289 euros.

Por provincias, Badajoz asume una inversión de 649 millones de euros y cuenta con 97.879 inversores y Cáceres, con 428 millones de euros y 49.905 partícipes. Datos que ponen de manifiesto el notable incremento en la inversión extremeña en planes de pensiones. De hecho el pasado año, el aumento en la región fue el mayor del conjunto del país, solo por detrás del País Vasco y Melilla.

Los expertos señalan que el riesgo del sistema público está detrás del incremento privado

El patrimonio medio que los extremeños invierten se sitúa ya en 7.289 euros

«Porque también aquí en Extremadura la gente se está anticipando al futuro», explica Julián Ramajo, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. «Cada vez son más las personas que saben que puede haber problemas con las pensiones públicas a corto plazo, que podrían ser menores que las actuales y hay expertos que están aconsejando, por ello, que sería bueno que se invirtiera en planes de pensiones», añade. Con el objetivo de que cuando llegue la jubilación se pueda mantener el nivel adquisitivo.

Esta realidad también se da en Extremadura y justifica en buena parte el incremento de la inversión en los planes de pensiones. También el hecho de que se está saliendo de la crisis. «Una vez se atisba que el panorama económico va a mejor, son más las personas que deciden guardar parte de su dinero, lo que cada uno puede en la medida de sus posibilidades, para la pensión», señala también Julián Ramajo.

De ahí que cada vez sean más los extremeños que invierten en los planes de pensiones y que el patrimonio medio se sitúe ya en 7.289 euros. Aun así, una cifra alejada todavía de la media nacional, que el pasado año superó los 9.000 euros, especialmente de la mano de Navarra, País Vaso, Madrid y Aragón, comunidades donde el patrimonio medio de sus inversores es el más elevado. «Porque el poder adquisitivo en Extremadura aún sigue siendo inferior a la media nacional», razona el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales.

En lo que no hay diferencia entre comunidades, según el informe del observatorio de Inverco, es en los tipos de planes por los que se decantan los ciudadanos. El ahorro acumulado por los españoles en los planes de pensiones se situó al cierre de 2016 en un total de 70.493 millones de euros. Y como viene ocurriendo en los últimos años, más de la mitad se canalizó a través de productos con alguna exposición a mercados de renta variable.

«En general todos los planes de pensiones son mixtos, quiere decir que el dinero de los mismos se invierte en productos financieros que en unos casos tienen renta fija y en otros, variable», detalla Borja Encinas, profesor de la Facultad de Económicas y experto en productos financieros.

Habitualmente es la edad del inversor la que determina los productos. «Si el plan se hace a largo plazo, porque la persona tenga por ejemplo 30 años, interesa más la renta variable; pero si estamos hablando de una persona de 60, por tanto de una edad más próxima a la jubilación, lo normal es la renta fija », explica.

En definitiva, se trata de conjugar rentabilidad y riesgo. La renta variable, la adquisición de acciones en bolsa fundamentalmente, da más opciones de ganar dinero pero también de perderlo.

Cultura financiera

En cualquier caso, este experto considera que en la actualidad los planes de pensiones, de ahí a su juicio su incremento más allá de la idea generalizada de que las públicas corren riesgo, es que es un buen producto financiero.

«Tener el dinero en el banco da poca rentabilidad al igual que la adquisición de bonos o letras del Estado, e invertir en bolsa requiere conocimientos financieros que no todo el mundo tiene, por lo que los planes de pensiones parecen una buena opción de inversión», explica. «Desde mi punto de vista de las más interesantes que hay combinando riesgo y rentabilidad, los dos parámetros que hay que tener en cuenta para hacer una inversión».

El único inconveniente es que no se puede rescatar el dinero del plan cuando se quiera, sino siempre que haya una motivación: fallecimiento, paro de larga de duración, jubilación o incapacidad.

«Es un producto con poca liquidez», resume Francisco Márquez de Prado, director comercial de J P Morgan para España y Portugal. Por eso este experto asegura que, aunque el plan de pensiones se asocia a la jubilación, no tiene por qué ser el producto financiero idóneo. «Para determinar el adecuado hay que tener en cuenta el objetivo, el horizonte temporal y la necesidad de liquidez en ese periodo». A su juicio, aunque el incremento en los planes de pensiones desvela que crece la cultura del ahorro, algo positivo en una sociedad con cada vez mayor esperanza de vida, «aún nos queda fomentar la cultura financiera».

Fotos

Vídeos