Una alcaldesa que vino del sur

Carmen Franco, con Nogales y su castillo al fondo. :: j. v. arnelas
Carmen Franco, con Nogales y su castillo al fondo. :: j. v. arnelas
  • Sin lazos familiares con Extremadura, se trasladó a Nogales de la mano de su pareja y dio el salto a la política local

  • Carmen Franco Vega, Alcaldesa de Nogales

Nogales es un pueblo con calles muy empinadas, sus casas se extienden por una ladera de la colina en la que se ubica su conocido castillo. Desde allí se domina visualmente una amplia extensión de terreno. Además de dehesas, viñas y olivos, pueden verse las placas del parque termosolar ubicado en el municipio de Torre de Miguel Sesmero. «Se quedaron a escasos diez metros de nuestro término municipal», se lamenta Carmen Franco (PSOE), alcaldesa de la localidad.

El lamento está justificado. En esos diez pasos se avanza o retrocede más de diez metros. Son la diferencia entre un pueblo boyante, con crecimiento demográfico y baja tasa de paro, y un municipio que no puede costear la ayuda a domicilio para sus vecinos y en el que ha habido dos nacimientos en dos años.

Pese a todo esto, Franco es optimista con el futuro de su localidad de adopción. Ella, sevillana de nacimiento y sin vínculos familiares con Extremadura, se trasladó a Nogales de la mano de su pareja. «Decidí participar en la política con la idea de aportar lo que pudiera y de devolver con trabajo el cariño con el que me acogieron mis vecinos», dice.

Y en ello está. Tras cuatro años como concejala en la oposición, se presentó como número uno de las listas del PSOE a las elecciones de 2015 y obtuvo la mayoría absoluta. «La Alcaldía es muy exigente en tiempo y en esfuerzo y no me veo toda la vida en política», apunta, aunque reconoce que siente curiosidad por saber si puede aportar algo en otras administraciones más allá del Consistorio.

Nogales es un pueblo con 704 habitantes, pero llegó a picos de 3.000. «Nuestro principal problema es demográfico. Tenemos una población mayor y la gente joven está muy bien preparada y no puede cumplir sus aspiraciones en un municipio que vive, principalmente, de la agricultura y la ganadería», afirma la alcaldesa, que busca medidas para diversificar la economía local y así luchar contra la despoblación. «Debemos aprovechar turísticamente nuestra naturaleza y nuestro patrimonio», expone.

Nogales tiene una deuda de 200.000 euros, según Franco. Así, no es sencillo realizar inversiones y su alcaldesa estaría satisfecha mejorando los servicios existentes y ofreciendo alguna alternativa más de ocio a sus vecinos. «Del Ayuntamiento desaparecieron 500.000 euros. Judicialmente se ha depurado alguna responsabilidad, pero ese dinero no llegó al pueblo, que era lo realmente necesario», apunta la primera edil, que expresa con claridad sus ideas. Lo mismo asegura que los que quieren eliminar las diputaciones no saben de lo que hablan como reclama más apoyo de su propio partido provincial o se suma a la regeneración democrática si eso supone tomar conciencia de lo que significa lo público.

PERFIL

Nombre. Carmen Franco Vega.

Edad. 39 años.

Formación académica. Formación Profesional.

Ocupación laboral. Alcaldesa.

Sueldo del ayuntamiento. 972 euros netos en 14 pagas.

Años en política. Seis.

Aficiones. Leer y pasear.