Una comisión velará por la limpieza y seguridad de las oposiciones del SES

Aspirantes a una plaza en el SES en una imagen de archivo. / HOY

Sindicatos y administración acuerdan que los tribunales no puedan modificar los criterios de corrección ni las notas de corte

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Extremadura contará en pocos días con el primer pacto sobre procesos selectivos y traslados del Servicio Extremeño de Salud (SES). Un documento que se está ultimando, que posiblemente se firmará el lunes y en el que se establecerán las líneas que deben marcar las oposiciones. Con el objetivo de evitar la litigiosidad y que se prolonguen en el tiempo. Por eso, sindicatos y administración han acordado, en el marco de este pacto, que una comisión de seguimiento vele por la seguridad y limpieza de las oposiciones, para garantizar su correcto desarrollo.

Más

«Es una propuesta que hemos hecho CC OO, UGT y CSIF y que ha sido aceptada por el resto de centrales de la sectorial de Sanidad y la administración», explica Emilia Montero, de CSIF.

Una comisión de seguimiento en la que estarán representantes del SES y también de los sindicatos que finalmente firmen el pacto sobre procesos selectivos, que es posible que sean los seis que integran la sectorial. Además de los tres citados, los sindicatos de médicos, enfermeros y auxiliares: Simex, Satse y USAE.

«El objetivo es que esta comisión vaya resolviendo todos los problemas e incidencias que surjan durante las oposiciones, para ir corrigiéndolas sobre la marcha y evitar así, en la medida que sea posible, que acaben en los tribunales», señala Montero. En definitiva, «para garantizar su correcto desarrollo, que se lleven a cabo con transparencia y que cumplan con el calendario que se fije para cada una», añade Felipe Bachiller, de UGT.

«Evitar las dudas que puedan surgir sobre las oposiciones, este es el objetivo de la nueva comisión», resume Damián Cumbres, por parte de Satse. Y ayudar, de paso, a los tribunales en el desarrollo de los procesos selectivos.

Motivo también por el que sindicatos y SES han acordado que sus miembros sean liberados de sus trabajos durante las oposiciones, que puedan tener hasta siete aquellos que se ocupen de las categorías más numerosas -celadores, auxiliares administrativos, enfermeros y auxiliares de enfermería-, que un licenciado en Derecho haga las funciones de secretario en cada uno de ellos y que, aunque se ocupen de elaborar las preguntas de los exámenes, «estas sean lógicas y estén dentro de los temarios aprobados», en palabras de Damián Cumbres. «También hemos acordado que los tribunales no tengan potestad para cambiar las notas de corte ni los criterios de corrección», añade Francisca Gómez, de CC OO.

Con el objetivo siempre, según defienden tanto las centrales como la administración, de reducir la litigiosidad y hacer posible que los procesos selectivos sean ágiles y no se alarguen en el tiempo. «Por eso también hemos reclamado que se incluya en el pacto que los mismos no pasarán de los dos años desde su inicio hasta su fin», detalla Gómez.

En la misma línea, las centrales asumen de forma general, a excepción de CSIF, que no se puntúe la experiencia en el sector privado. «Todos estamos a favor de que se valore esta experiencia, pero entendemos que en aras a lograr el pacto y agilizar los procesos se puede aceptar esta propuesta del SES», explica Felipe Bachiller.

En lo que no hay acuerdo hasta el momento es respecto a la valoración que se debe dar o no al trabajo realizado en otras categorías de la sanidad pública. Es decir, si por ejemplo se tiene que puntuar de alguna forma la experiencia como celador de una persona que accede a una plaza de enfermero. «Nosotros entendemos que sí, que se tiene que valorar de alguna forma la experiencia de la persona como empleado público en la categoría del SES que sea», defiende Emilia Montero. También UGT es partidario de esta postura. «Pero hemos pedido que si no es posible, también con el fin de la agilización, se puntúe la experiencia sanitaria en las categorías sanitarias, y la de gestión y servicio en las categorías de este sector». Diferencia, por otro lado, que sí reclaman que se haga efectiva las centrales profesionales.

Nota y experiencia

En cualquier caso, será el SES el que establezca en el documento final del pacto en el que trabaja si se valora o no la experiencia en otras categorías y si diferencia o no por sectores. De ello posiblemente dependerá el que todas las centrales rubriquen el pacto. Aunque el deseo general a priori es poder firmarlo. Y que el mismo se aplique en las próximas oposiciones, las que se convocarán posiblemente en septiembre y que rondarán las 1.500 plazas, como ayer recordó el gerente del SES, Ceciliano Franco.

Un nuevo proceso selectivo, el tercero que llevará a cabo Extremadura desde el traspaso de las competencias sanitarias, y cuya fase de oposición finalmente la superarán todos los que saquen un cinco. Una fase, además, en la que los aspirantes podrán lograr hasta un máximo de 70 puntos y hasta un máximo de 30 en la fase de concurso. Según han acordado también sindicatos y SES, de estos 30 puntos, hasta 9 se podrán conseguir con la formación y los 21 restantes con la experiencia.

Más allá de los procesos selectivos, el pacto que se prepara regulará también los concursos de traslados. «Es algo muy positivo, porque serán anuales, abiertos y permanentes, al estilo de las bolsas de empleo, y evitarán las suspicacias que generan las comisiones de servicio», argumenta Bachiller. También porque junto con las oposiciones permitirán aumentar la estabilidad de las plantillas y reducir la temporalidad.

Un objetivo por el que el SES sigue trabajando en la convocatoria extraordinaria que permitirá sacar a oposición el 90% de las plazas eventuales que lleven funcionando más de tres años y que, en la sanidad pública, superan las 2.000.

Fotos

Vídeos