Comerciantes desanimados

Calle comercial de Plasencia hace unos años. :: HOY

Los tenderos del norte de la región se sienten un poco discriminados

J. R. Alonso de la Torre
J. R. ALONSO DE LA TORRE

Los comerciantes de Cáceres están un poco mosqueados. Desde hace años, se quejan de que la clientela se les escapa a las provincias limítrofes o cercanas para hacer sus compras y, aunque no cejan en su intento de articular mecanismos que atraigan a los potenciales compradores o, cuando menos, les hagan barajar la opción de quedarse en Cáceres, la verdad es que, los sábados, la carretera de Badajoz es un reguero de peregrinos a El Faro, e Ikea Sevilla e Ikea Alcorcón parecen la playa de Matalascañas un domingo de agosto de tantos conocidos cacereños como te encuentras.

A esta emigración del 'shopping' real hay que añadirle la nueva costumbre del 'amazoning' virtual, que consiste en marear al tendero en su comercio, probarse las prendas una y otra vez o hacerle sacar su oferta de loza, de zapatos o de edredones para luego irse a casa, entrar en las aplicaciones de Alí Babá o de Amazon y comprar lo que ya comprobaste, probaste y calibraste en la tienda de tu ciudad. En resumen, tu tendero de confianza y cercanía trabaja para ti, pero tú le compras a Jeff Bezos, el multimillonario dueño de Amazon.

¡Qué complicado es ser tendero de proximidad, comerciante de toda la vida, persona de confianza que te aconseja, te hace la rebajita y hasta te fía si hay confianza! Es decir, todo lo que no hacen ni harán nunca ni Jeff ni 'Alí'.

Pero si para cualquier comerciante del mundo occidental la vida es dura, para los de Cáceres, Coria o Plasencia lo es un poco más, aunque solo sea por pequeños detalles que los desaniman. Detalles como el que me hacen llegar, indignados y algo hartos, algunos comerciantes cacereños.

Les cuento: entre los días 20 y 24 de septiembre se ha celebrado en Ifema (Madrid) la feria Interfigt 2017. Es una feria internacional bianual, dedicada al regalo y la alta decoración y coincidente en el tiempo con los salones feriales Bisutex, Madridjoya y Momad Shoes. En septiembre 2016, recibió la visita de 42.354 profesionales de 76 países y participaron 1.667 empresas de 26 países.

Interfigt se divide en diferentes pabellones que acogen las últimas novedades comerciales. En resumen, es una muestra fundamental para que los escaparates de las tiendas presenten novedades y los comerciantes puedan modernizar su oferta y competir con posibilidades en un mercado verdaderamente complicado.

Extremadura Avante, dependiente de la Junta de Extremadura, organizó una visita profesional a la feria el pasado domingo. Se invitaba a los comerciantes y artesanos de la región «con el objetivo de asistir a la feria (para) obtener una visión de conjunto de toda la oferta comercial especializada existente en el mercado, así como las tendencias y novedades nacionales e internacionales reunidas en un mismo lugar».

El autocar salía de la estación de autobuses de Badajoz a las 6 de la mañana e iba recogiendo a comerciantes y artesanos a lo largo del recorrido en Mérida, Trujillo y Navalmoral de la Mata para regresar por la tarde-noche, tras pasar en Ifema el día.

La iniciativa era muy interesante, solo tenía un pero, que es el que destacan los comerciantes cacereños: ¿por qué no había un autobús que, saliendo de Cáceres, recogiera a interesados en el viaje en Coria y Plasencia? El detalle puede parecer nimio, pero como llueve sobre mojado, se ha convertido en sal sobre una herida en carne viva que se irrita al menor roce. Los comerciantes cacereños hablan de auténtica vergüenza y de falta de apoyo a la otra capital de Extremadura y a parte de su provincia. Es el eterno y lamentable resquemor Cáceres-Badajoz, que con pequeños detalles como este se aviva.

Fotos

Vídeos