Cinco noches, 270 euros

Vicente, Manolo, Pepi y Fernanda, justo antes de volver a casa.
Vicente, Manolo, Pepi y Fernanda, justo antes de volver a casa. / ANTONIO ARMERO
EXTREMEÑOS EN LA PLAYA

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

En la recepción del hotel Chipiona, un folio avisa: ‘Grupo viajes Lince: maletas a las 10 horas en el salón María Luisa. Recogida autobús, 15.30 horas’. Viajes Lince tiene su sede principal en el barrio pacense de Valdepasillas, en la avenida de José María Alcaraz y Alenda, y el grupo al que se dirige el mensaje es el de los extremeños que hoy disfrutan su última noche.

Entre ellos está Francisco Martín Andrade, cristalero de Torre de Miguel Sesmero que según cuenta, lleva toda la vida viajando. Hace cuatro días, su yerno le llevó a coger el autobús a La Albuera, y de ahí a Badajoz, de donde partió el grupo, formado mayoritariamente por matrimonios de la ciudad de Badajoz. Salida un domingo y vuelta un viernes, alojados en el hotel Chipiona, de dos estrellas.

«El viaje desde Badajoz se hace bien, el autocar es bueno» FCO. MARTÍN | VERANEANTE

El sitio queda a tres minutos andando del paseo marítimo, y a la hora de las comidas, en el salón parece que se celebrara una boda. Excepciones al margen, está allí toda la excursión extremeña, porque lo llevan pagado. Por cinco noches de alojamiento con desayunos, comidas y cenas, más el autobús de ida y vuelta, han pagado 270 euros cada uno.

Fotos

Vídeos