«Con Cataluña estamos olvidando a dónde ha llevado este Gobierno a la clase trabajadora»

Encarna Chacón, en la sede regional de CC OO. Tras ella, uno de los carteles históricos del sindicato fundado por Marcelino Camacho./BRÍGIDO
Encarna Chacón, en la sede regional de CC OO. Tras ella, uno de los carteles históricos del sindicato fundado por Marcelino Camacho. / BRÍGIDO
Encarna Chacón Belmonte Secretaria General de Comisiones Obreras de Extremadura

Medio año después de suceder en la Secretaría de CC OO a un histórico como Julián Carretero asegura que su sindicato está en paz bajo su modelo de gestión, que define como «más colectivo»

ANTONIO TINOCO

Es directa y, además, se recrea en la suerte de serlo. Le gusta y se le nota. La llaneza es uno de los rasgos de su carácter con el que se siente satisfecha aunque -seguramente podría confesar-, le habrá dado más de un sinsabor. Lo primero que salta a la vista de Encarna Chacón (Cáceres, 1957) es la campechanía y la locuacidad; y lo segundo es que su discurso es menos elaborado que el de su antecesor, Julián Carretero. Lo cual no quiere decir, ni mucho menos, que sea menos enjundioso ni menos firme. Lo es. En algún momento de la entrevista con una espontánea vehemencia de sindicalista sin reservas.

-Ha pasado casi medio año de su elección como secretaria general de CC OO por sólo 3 votos sobre Marisol Salazar, la otra candidata. Es decir, el congreso regional votó prácticamente dividido por la mitad. ¿Han quedado secuelas de aquella división?

-Yo espero que no. A veces es difícil asumir el resultado, pero estamos trabajando para que el sindicato siga con toda la normalidad.

-Me llama la atención que diga 'espero que no'. Lo interpreto de este modo: «Por mi parte no han quedado secuelas pero por parte de Marisol Salazar no lo sé». ¿Es así?

-No lo creo. Es verdad que al principio ha sido difícil. Y es lógico. Si uno se presenta a un congreso con las expectativas de ganarlo y luego lo pierde, imagino que eso debe ser muy doloroso y asumir los resultados de un día para otro no es fácil. Debe pasar un tiempo. En ese proceso estamos. Nosotros hemos ido con mucha calma y serenidad.

-¿Pero hay división en el día a día de la organización como consecuencia de aquella competencia tan estrecha?

-No, no. En el día a día del sindicato ninguna división. Lo puedo garantizar. Comisiones Obreras es una organización de gente leal. En el congreso salió una Secretaría General y una Comisión Ejecutiva a la que nadie le pone hoy la zancadilla.

-Ya que menciona la Comisión Ejecutiva, que es, digamos, el 'consejo de ministros' del sindicato, ¿no hubiese sido más conveniente para que ahora no estuviéramos hablando de estas cosas que se hubiera consensuado una sola lista?

-Sí. Eso es cierto. Somos 13 personas con la Secretaría General. Yo quise que fuera una candidatura de integración, con seis personas de cada una de las candidatas, pero eso no pudo ser. La compañera [Marisol Salazar] no lo entendió así.

Lee la entrevista completa en la edición impresa de este domingo o en Kiosko y Más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos