Las batas blancas se revuelven

Los trabajadores de la sanidad extremeña inician protestas para exigir que les devuelvan sus derechos

Los médicos extremeños iniciarán en la manifestación nacional del próximo 21 sus protestas en la calle. :: /HOY
Los médicos extremeños iniciarán en la manifestación nacional del próximo 21 sus protestas en la calle. :: / HOY
Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Las batas blancas se revuelven. La sanidad pública extremeña empieza a rebelarse. Porque que parece que las quejas y los comunicados públicos están dejando paso a las protestas en la calle. Esta semana tuvo lugar la primera concentración en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. Convocados por CSIF, trabajadores del Servicio Extremeño de Salud (SES) se manifestaron para reivindicar la flexibilidad horaria, la vuelta a una jornada laboral de 35 horas semanales, y el desbloqueo y desarrollo de la carrera profesional.

Pero antes de llevarse a cabo esta protesta, el sindicato Simex ya había adelantado la puesta en marcha de las movilizaciones por parte de los médicos. En este caso, para denunciar que son los que han soportado «el mayor peso de la crisis», ya que han experimentado un recorte en sus ingresos de más del 40 por ciento, una reducción en unos 12.000 euros anuales de media con respecto a 2010.

Más información

Recortes, según Simex, que en unos casos han llegado impuestos por el Gobierno de España, pero en otros no. Como la carrera profesional, que no ha experimentado ni las subidas del uno por ciento del 2016 y 2017, el complemento de destino, el especifico o el de la comunidad autónoma.

Por ello, Simex ha decidido exigir la recuperación de los derechos en la calle. Participará el próximo 21 de marzo en una manifestación convocada a nivel nacional ante el Ministerio de Sanidad, para posteriormente llevar a cabo otras concentraciones en todas las áreas de salud y hospitales de Extremadura.

Para exigir la recuperación de derechos perdidos, dice el sindicato, como son la carrera profesional y la jornada de 35 horas. Peticiones en las que coinciden con el resto de centrales y trabajadores de la sanidad pública extremeña. Y motivo por el que se avecinan meses revueltos si las movilizaciones anunciadas persisten.

Los sanitarios reclaman un trato igual al que se está dispensando a los empleados públicos de la Administración General, que llevan desde el pasado septiembre disfrutando de una jornada presencial de 35 horas y que, además, cuentan con el compromiso por parte de la Junta no solo de que este año se negociará cómo hacer frente al abono del segundo nivel de la carrera profesional, sino que el 1 se pagará a todos los interinos y temporales, además de a funcionarios y laborales fijos, que cumplan con los requisitos para ello.

Recuperar el poder adquisitivo y las 35 horas son las principales peticiones. ::
Recuperar el poder adquisitivo y las 35 horas son las principales peticiones. :: / HOY

Pagos y horarios

Los trabajadores del SES, por el contrario, llevan con la carrera profesional congelada desde 2011, el último año en el que se abonaron los nuevos niveles reconocidos. Desde entonces, se han venido reconocimiento otros más, pero no se pagan más que los que se abonaban entonces. De hecho, la comisión de evaluación de carrera profesional ha mantenido su último encuentro esta misma semana y en él se han reconocido nuevos niveles a 1.405 trabajadores, de los que 668 pertenecen a las categorías sanitarias del SES y 737 a las que conforman Gestión y Servicios.

Sin embargo, ni unos ni otros cobrarán en principio este año ningún nivel. Porque el pago del complemento, que se logra en función de los años de trabajo en el puesto, sigue congelado. Los presupuestos aprobados para este año no recogen ninguna partida adicional para que el SES pueda incrementar lo que viene abonando por la carrera profesional. Un complemento que cobran actualmente unos 8.300 trabajadores y que supone un desembolso anual de más de 35 millones de euros. No obstante, la negociación para tratar de desbloquear el abono del complemento está en marcha. En la última sectorial de Sanidad celebrada, los responsables de la Administración informaron a los representantes de las centrales que el objetivo es determinar a lo largo del año, en próximas reuniones por tanto, cómo hacer frente al pago.

Para ello, el SES estudiará a cuánto asciende el importe preciso, una vez ha cuantificado ya el número de trabajadores que tienen reconocidos niveles y cuántos por cada uno de los cuatro que hay de carrera profesional. Porque tanto en Sanidad como en Administración General de la Junta hay cuatro niveles.

«Ahora, con los números sobre la mesa, se trata de establecer la fórmula que haga posible el pago, que desbloquee por tanto el abono de la carrera profesional, en función del impacto económico que conlleva», explicó Felipe Bachiller, de UGT, tras el primer encuentro sobre carrera profesional.

Los sanitarios reclaman a la Junta el mismo trato que da a sus empleados públicos

Más de lo mismo en cuanto a la flexibilidad horaria o la posibilidad de realizar una jornada laboral presencial de 35 horas y completar las 2,5 restantes que quedan, hasta alcanzar las 37,5 semanales fijadas para el conjunto del país. La negociación está en marcha en el ámbito sanitario. Después de que a ello se comprometiera el pasado enero la consejera de Administración Pública, Pilar Blanco Morales, y después también de que todas las centrales con presencia en el ámbito sanitario vinieran exigiendo desde octubre las mismas condiciones para los trabajadores del SES que las que ya estaban disfrutando los empleados públicos de la Administración General.

«Somos todos empleados públicos y queremos las mismas condiciones para todos», resumió entonces María José Rodríguez Villalón, del sindicato médico.

«Si hay 35 horas efectivas para unos, las tiene que haber para todos; así que tenemos que negociar, y ya se está tardando, cómo mitigar las 37,5 horas en Sanidad», defendió Emilia Montero, de CSIF. En la misma línea que lo hicieron igualmente UGT y CC OO.

El inicio de la negociación se produjo el 23 de febrero. Ese día tuvo lugar la primera reunión del grupo de trabajo que debe acordar cómo lograr que la jornada presencial en Sanidad pueda reducirse también a las 35 horas. Para ello, las centrales presentarán propuestas y alternativas en próximos encuentros.

No obstante, quizás no sea preciso negociar una fórmula autonómica para flexibilizar el horario. Porque el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda y Función Pública, transmitió el pasado jueves a los sindicatos que está dispuesto a negociar todas las peticiones realizadas por los representantes de los funcionarios. Y en esa lista está incluida la recuperación de las 35 horas en aquellos ámbitos de la Administración Pública que tenían esta jornada laboral antes de la crisis. Por lo tanto, si finalmente se acuerda, las 37,5 actuales desaparecerán en el conjunto del país.

Pero más allá de las reivindicaciones laborales, la sanidad pública extremeña tiene otros frentes abiertos y todos ellos pasan por los juzgados. Las tres últimas decisiones adoptadas por los dirigentes del SES, las relacionadas directamente con sus empleados, están en la vía judicial: la jubilación forzosa a los 65 años, la integración y supresión de la categoría de Atención Continuada y las dos convocatorias de oposiciones que ha lanzado, tanto la de septiembre como la del pasado 5 de marzo.

Sobre ellos se deberá pronunciar el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx). Decidirá, atendiendo el recurso planteado por el sindicato CSIF, si es legal o no lo establecido en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del SES respecto a la jubilación forzosa de los profesionales sanitarios a los 65 años, y solo cuando haya necesidades en el servicio en el que trabajan, para atender la demanda asistencial en los mismos porque no tienen repuesto, será posible permitirles que sigan trabajando hasta los 67 como máximo.

Primera protesta celebrada esta semana en el Hospital San Pedro de Cáceres. ::
Primera protesta celebrada esta semana en el Hospital San Pedro de Cáceres. :: / lorenzo cordero

Médicos y experiencia

También si es obligatorio o no valorar en la fase de concurso la experiencia en el sector privado del aspirante que haya superado la fase de oposición.

El TSJEx tendrá que aclarar asimismo este criterio, recogido en las bases del nuevo proceso selectivo que llevará a cabo el SES, el tercero desde el traspaso de las competencias y que es la suma de dos convocatorias, una lanzada en septiembre y otra este mes. En total, 3.205 plazas.

Una treintena de enfermeras recurrieron las bases, porque quieren que se valore la experiencia en la sanidad privada, y de momento, en primera instancia, la justicia les ha dado la razón. El SES ha recurrido el fallo y por tanto el TSJEx debe pronunciarse al respecto.

Un tercio de los médicos que ejercen se jubilarán durante la próxima década

Del mismo modo que lo tendrá que hacer probablemente sobre la propia acumulación de las ofertas, la suma de las convocatorias de septiembre y marzo y que convierten estas terceras oposiciones del SES en las más numerosas de las celebradas hasta el momento en la región tanto por número de plazas como de participantes. Hay más de 91.000 admitidos solo para las plazas de septiembre.

Sin embargo, el sindicato de enfermería Satse ya ha anunciado que recurrirá en la vía judicial la acumulación. «Nos oponemos, no queremos que sumen las plazas en un único examen y, por eso, acudiremos a los tribunales cuanto antes».

Damián Cumbres, coordinador autonómico de Satse, ha adelantado que la central presentará un recurso contencioso contra la nueva convocatoria de oposiciones lanzada por el SES porque en el caso de Enfermería supone que los aspirantes realizarán un examen único en mayo de 2019, en lugar de tener dos oportunidades, al sumar las plazas extraordinarias del plan de estabilización del empleo a las ordinarias convocadas el pasado septiembre.

Además de protestas y recursos judiciales el SES tiene sobre la mesa otros dos asuntos importantes por resolver: las listas de espera y la falta de médicos, asunto este último que afecta, no obstante, al conjunto del país.

Respecto al primero, los últimos datos hechos públicos han puesto de manifiesto que si bien el número de pacientes que engrosan las listas ha descendido en el último año, no lo ha hecho el tiempo de espera, de tal forma que los extremeños siguen esperando más de cuatro meses para someterse a una intervención quirúrgica.

En cuanto al segundo, según datos del Colegio de Médicos, solo en la provincia de Cáceres un tercio de los profesionales que ejercen se jubilarán durante la próxima década al cumplir los 65 años. De los 1.829 colegiados en activo, 606 tienen edades comprendidas entre los 55 y los 64 años (399 hombres y 207 mujeres). Medicina de Familia será una de las especialidades más afectadas, puesto que dos tercios de los médicos que ejercen en la actualidad pertenecen a la misma.

Es el motivo por el que los sindicatos CSIF y Simex han recurrido en los tribunales la jubilación forzosa a los 65 años en el SES y por el que el Colegio de Médicos pide que se permita prolongar la edad de jubilación de forma voluntaria hasta los 70 años, así como aumentar las plazas de formación especializada MIR para que todos los licenciados en Medicina puedan optar a esta formación al terminar sus estudios universitarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos