La base de la Legión Cóndor

Refugio antiaéreo del campo de aviación de Cáceres. :: hoy/
Refugio antiaéreo del campo de aviación de Cáceres. :: hoy

La historia de la aviación extremeña empieza en Cáceres

J. R. ALONSO DE LA TORRE CÁCERES.

No tienen mucho valor artístico, pero sí tienen mucho valor histórico y, bien mantenidos y promocionados, se convertirían en un atractivo turístico. Los refugios antiaéreos del antiguo campo de aviación de Cáceres vuelven a ser protagonistas de la actualidad arqueológica extremeña. Porque no es arqueología solo lo prerromano, romano y medieval, también hay arqueología industrial o, como en este caso, arqueología de la guerra.

En 2009, Adenex (Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura) presentó varias alegaciones al nuevo PGM (Plan General Municipal) de Cáceres para que no desaparecieran cuatro de los cinco refugios existentes. Más adelante, se sumó a esta lucha por mantener los refugios el Grupo de Estudios sobre Historia Contemporánea de Extremadura y en 2012, la Agrupación Vecinal de Cáceres también se interesó por la cuestión. Ahora, desde la Junta de Extremadura se han suspendido los planes de urbanización del antiguo campo de aviación con el fin de preservar estos refugios antiaéreos.

El turismo de la Guerra Civil está de moda. Son viajes organizados que participan de lo que se ha dado en llamar el turismo de experiencias y emociones. Hay una Ruta de las Trincheras en Teruel, una Ruta Orwell en Los Monegros, la BBC propone una Ruta de la Guerra Civil en Madrid y la revista 'Casamata' ha diseñado una Ruta de los Escenarios de la Guerra Civil en Asturias. Ya en 1938, se editó una guía con cuatro rutas por los frentes victoriosos de Franco: Norte, Aragón, Madrid y Andalucía.

El campo de aviación cacereño era un descampado casi circular de unos 1.000 metros de diámetro. Se inauguró en las ferias de mayo del año 1912. En 1935, se desvió la carretera de Mérida, que en ese punto traza una curva inexplicable hoy, pero necesaria entonces para que hiciera escala en Cáceres el vuelo Vitoria-Tánger. Se barajó incluso que Cáceres fuera escala del vuelo comercial Génova-Lisboa y ya les contábamos el otro día la experiencia de dos periodistas cacereños que volaron desde este aeródromo hasta Lisboa en vuelo comercial.

Pero cuando el campo de aviación (en Cáceres nunca se le llamó aeropuerto ni aeródromo, sino campo de aviación) tuvo verdadera importancia fue durante los dos primeros años de la Guerra Civil. Se instaló entonces un faro giratorio de señales y empezaron a llegar, en agosto de 1936, aviones que se reparaban y armaban en Cáceres para arrojar bombas en los frentes de Madrid, Toledo y Extremadura.

El Campo de Aviación de Cáceres fue la base escogida por la Legión Cóndor alemana. Aquí aterrizaban y de aquí despegaban los aviones Junker mientras la plana mayor de la Legión nazi se alojaba en los castillos de las Arguijuelas y se divertía en el bar La Parrala de Aldea del Cano. También hubo cazas de la Aviación Legionaria italiana, como los Fiat Cr-32 de los capitanes Dequal o Joaquín García-Morato y los tenientes Mantelli y Franceschi. Eran los cazas que protegían las incursiones de los bombarderos alemanes sobre Madrid, además de hostigar a la aviación republicana.

Al acabar la guerra, el campo de aviación siguió preparado para una posible contienda. Se trajeron 300 bombas que había almacenadas en Jaraicejo y se guardaron en los refugios, junto con combustible por si estallaba otra guerra, según recordaba en declaraciones a HOY Lorenzo Alonso, último jefe militar del aeródromo, que al estar encajonado y sin posibilidades de expansión, dejó de tener utilidad cuando llegaron los reactores, que necesitaban más de un kilómetro para aterrizar.

El campo de aviación de Cáceres se desmanteló en 1952 y se abandonó definitivamente en los años 70. De este lugar histórico, solo quedan los refugios. Es una buena decisión conservarlos, aunque sería importante que se limpiaran, se adecentaran, se señalizaran y fueran los protagonistas de un centro de interpretación de la aviación en Extremadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos