Achaques de alto riesgo

Tres turismos con más de quince años circulando por Badajoz. :: Casimiro Moreno/Gráfico
Tres turismos con más de quince años circulando por Badajoz. :: Casimiro Moreno

La edad media de los vehículos que circulan por la región supera los trece años y es la más alta de España

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

Solo hay que dedicar unos minutos a observar el tráfico para que en poco tiempo circule ante nuestros ojos un coche que parece salido de otra época, como algún Renault Supercinco, un Cuatro L o algún Ford Fiesta de los que aún tienen el distintivo provincial de dos letras en la matrícula. Se nota que no son nuevos por el ruido que hacen y en algunas ocasiones por el humo negro que sale de sus tubos de escape.

Parecen una excepción, pero este tipo de turismos que evocan el pasado son más habituales de lo que debería ser recomendable. El parque de vehículos de Extremadura está achacoso. Lo demuestra la clasificación regionalizada que existe sobre esta cuestión. Según los datos de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), la edad media de los turismos extremeños es de 13,4 años, la más alta de España, donde la media es de 11,7 años. En este punto ya hay que tener en cuenta que España es de los países de su entorno que más viejo tiene su parque circulante, según los datos de Anfac.

Dentro del territorio nacional, por detrás de Extremadura, la segunda posición en vehículos de mayor edad la ocupa Canarias (13,1 años). Por contra, quienes estrenan coche con mayor frecuencia y por tanto tienen el parque más joven son los madrileños (10,1 años de media).

Que en Extremadura haya más coches viejos no da ningún aroma 'vintage' a las carreteras, más bien las vuelve inseguras. La Dirección General de Tráfico tiene datos objetivos sobre esto que se desprenden del análisis de los accidentes.

Según explica Cristina Redondo, directora provincial en Cáceres, hay una relación directa entre antigüedad y riesgo de sufrir accidentes con lesiones incluso graves. Si comparamos un vehículo de cuatro años con uno que tenga entre 10 y 14 años, el riesgo de sufrir un accidente es 1,6 veces superior, y si la comparación se hace con un vehículo que tenga entre 15 y 19 años el riesgo aumenta en 2,2 veces, explica Redondo.

Dicho de otro modo, con un coche más antiguo es más probable fallecer o quedar hospitalizado debido a un accidente de tráfico.

Por esta razón, la DGT hace campañas periódicamente con el fin de alertar sobre el estado de los vehículos. La última que realizó en Extremadura a través de controles de la Guardia Civil tuvo lugar entre el 17 y el 23 de julio. Los agentes se fijaron especialmente en cuestiones como el estado del alumbrado, los neumáticos o la distribución de la carga, además de revisar si los vehículos habían superado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). De los 1.795 controlados en esos siete días, los agentes pusieron 158 denuncias, esto es, el 8,8% de los vehículos tenían alguna deficiencia relacionada con la seguridad en carretera.

Más

Cristina Redondo también destaca la labor que hacen las estaciones de la ITV en la región para contribuir a que el parque móvil sea seguro. Sin embargo, los últimos datos de la Junta de Extremadura en este ámbito revelan que los vehículos llegan cada vez en peor estado al foso de inspección.

Según la Dirección General de Transporte, de la que dependen las ITV de la región, en el año 2015 se realizaron 646.020 inspecciones y el rechazo fue del 17,26%. En 2016, después de 674.161 revisiones, el porcentaje de vehículos rechazados subió al 18,43%. Y ahora, en el primer semestre de 2017, este índice ya ha superado la barrera del 20% con un 20,25% después de 359.839 inspecciones de vehículos.

En cuanto a tipo de vehículos los turismos representan dos terceras partes de las inspecciones y su índice de rechazo es del 19,22% en lo que va de 2017, el porcentaje más alto de los últimos tres años. En cuanto al tipo de vehículo que más rechazan los mecánicos de las ITV figuran los camiones de menos de 3.500 kilos (26,5% de rechazo) y los remolques y semirremolques (28,1%).

La directora de Tráfico en Cáceres afirma que con un turismo de entre 10 y 14 años el riesgo de sufrir un accidente sube 1,6 veces

En cuanto a los motivos de rechazo el primer grupo que más defectos presenta ante la inspección es el de 'Ejes, ruedas y neumáticos', el segundo el de 'alumbrado y señalización' y el tercero el de 'frenos'. Solo entre estas tres categorías tres suman el 64% de las causas de rechazo en una ITV. Por ello, la Dirección General de Transporte de la Junta de Extremadura afirma que «a la vista de por qué se rechazan mayoritariamente los vehículos en las inspecciones técnicas, con un buen mantenimiento de los mismos se podrían evitar estos defectos implicando una disminución en el número de accidentes provocados por fallos mecánicos».

Emisiones, consumo y confort

El experto en cuestiones de tráfico de este diario, José Antonio Polo, señala que hay varios argumentos sobre la mesa cuando un particular decide cambiar de vehículo, y en su opinión el más importante debe ser la seguridad vial: «Es uno de los principales motivos para sustituir el coche viejo por uno nuevo, ya que poseer un vehículo de última generación puede ser un seguro de vida. Está demostrado que la frenada autónoma ha reducido casi el 75% de los accidentes por alcance, que las salidas de la calzada por despistes han bajado en un 15% con el avisador de cambio involuntario de carril».

Por otro lado, Polo habla del impacto medioambiental. «Un coche de hoy -asegura- emite un 30 por ciento menos de CO2 que uno de más de 10 años y la circulación de un turismo o una furgoneta de 20 años es el equivalente al que generan 36 vehículos del 2016». Por último, cita el ahorro en el bolsillo del conductor debido a que los coches más nuevos consumen menos, y el confort. «Las nuevas tecnologías adaptadas a la asistencia del conductor nos ayudan a mantener una actitud más relajada dentro del vehículo, por lo que mejorará la calidad y seguridad del viaje», señala.

Hay que tener en cuenta además que Extremadura es una región eminentemente agrícola y el que el tráfico de tractores por las carreteras es habitual. Durante el segundo semestre del año 2015 hubo una racha fatal de accidentes con resultado de muerte en los que estaban tractores involucrados. Entonces se llegó a la conclusión de que la mitad de los tractores superan los quince años de antigüedad, razón por la que las organizaciones agrarias reclamaban más ayudas para renovar este tipo de vehículos.

En pueblos, más viejos aún

Eladio Buzo es gerente de Autociba, el concesionario de la marca Citroen en Badajoz. En su opinión, hay que hacer algo para rejuvenecer la edad de los coches que circulan por Extremadura. «En nuestro taller vemos todos los días que muchos coches son muy antiguos y suelen ser vehículos de Badajoz. Si nos vamos a zonas rurales la edad media será mucho mayor que los 13 años. No sé si debe a que en esta región hay menor poder adquisitivo y que el coche no se considera primordial, pero vemos a muchos conductores que aguantan con un coche 18 años haciéndole lo justo y esto se traduce luego en accidentes de tráfico. No olvidemos que aquí hay distancias grandes y muchas carreteras están como están».

Buzo recuerda que en estos momentos no hay en vigor ningún Plan PIVE que incentive la compra de coches nuevos. Por lo general, suelen beneficiar a quien se deshace de un coche de más de diez años y compra uno nuevo. Sin embargo, no ve mala idea que también hubiera planes especiales para quitar de las carreteras a aquellos con más de quince años.

Y en este sentido, le gustaría que Extremadura, al tener un parque rodante tan envejecido, pudiera tener su propio plan y no esperar a estas iniciativas de carácter nacional. Dice que hay factores que lo aconsejan: «Los turismos ya son muy viejos, pero es si nos vamos a furgonetas y vehículos industriales es peor. Es fácil ver una C-15 con treinta años en la carretera y eso es un peligro potencial no solo para quien la conduce», avisa.

Fotos

Vídeos