2018 llega a Extremadura con promesas de obras

2018 llega a Extremadura con promesas de obras

La región reestrenará el tren Talgo, Cáceres inaugurará hospital, Badajoz empezará a construir su ronda sur, Plasencia su parque eólico y quizá Mérida su azucarera

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

Quizás esta información debería empezar con una advertencia. Un párrafo que dijera algo así como que ‘Este diario no se responsabiliza de que las distintas administraciones no cumplan los plazos que anuncian’. Porque el repaso a los proyectos que deben recibir un empujón a lo largo del año 2018 está salpicado de asuntos que aparecían en 2017 y en 2016, 2015, 2014...

Sin ir más lejos: el tren. Las obras del famoso tren extremeño de alta velocidad o velocidad alta o altas prestaciones. Los primeros movimientos de tierra se hicieron en diciembre del año 2007 entre Badajoz y Montijo. Es decir, hace una década. Y desde entonces no ha habido un balance anual que no incluyera a esta eterna asignatura pendiente. Se han ido dando fechas que han ido pasando de largo mientras el viejo ferrocarril seguía, y sigue, averiándose. En teoría, y con todas las prevenciones aconsejables vistos los precedentes, 2018 se presenta como un año de novedades importantes para el tren. Y también para la plataforma logística de Badajoz. Y para Cáceres y su nuevo hospital. Y para la azucarera de Mérida o el parque eólico de Plasencia. Y para el sistema de financiación autonómica. Y para los opositores de Educación y Sanidad...

Ayer terminó el plazo para la compra anticipada y más barata de un billete para el Talgo que Extremadura reestrenará la región ya lo tenía, pero dejó de circular el 19 de diciembre del año 2010 en marzo, y que permitirá un viaje más cómodo pero no más rápido entre Badajoz y Madrid. Será la principal novedad ferroviaria del año que empieza, pero no la única.

El tren Vuelve el Talgo

El último día de 2017 también expiró el convenio por el que la Junta le paga a Renfe cuatro millones de euros al año a cambio de que asegure la comunicación por tren dentro de la región. Tras sucederse las averías durante el pasado puente festivo de la Inmaculada, colofón a un verano lleno de incidencias, la consejera Begoña García Bernal afirmó que el Gobierno regional no está dispuesto a seguir pagando esos cuatro millones por un servicio deficiente, y aseguró que renegociarán las condiciones económicas de ese acuerdo, un asunto que las dos partes deberán afrontar ya mismo. En esa mesa de negociación habrá otro asunto: la sustitución de las máquinas que circulan por Extremadura. García Bernal pedirá que se cambien por otras que permitan reducir el riesgo de avería.

Además, «a lo largo de 2018 podríamos tener en marcha la renovación de la vía entre Mérida y Puertollano», afirmó Juan Bravo, presidente de Adif, en una entrevista en HOY el mes pasado. También el próximo año deben avanzar las obras para construir en Badajoz el taller de reparación de trenes que, según Renfe, empezará a funcionar en el verano del año 2019. Su puesta en marcha evitará tener que llevar las máquinas que se estropean a las instalaciones de Cerro Negro (Madrid), como se hace ahora.

En cuanto a las obras entre Badajoz y Plasencia, a lo largo del año que empieza mañana deben avanzar a un ritmo tal que permita al Ministerio de Fomento cumplir sus promesas. O sea: plataforma terminada en 2019 y electrificada en 2020.

Visita de autoridades a las obras de la plataforma logística:. HOY
Visita de autoridades a las obras de la plataforma logística:. HOY

Otras infraestructuras Plataforma logística, vuelos desde Badajoz, las rondas...

Si se cumple lo que en noviembre aseguró la Junta, en la primera mitad del año que empieza mañana deben salir a licitación las obras para construir la terminal ferroviaria de la plataforma logística de Badajoz. Se estima que las obras durarán dos años, un horizonte que permitiría cumplir el objetivo de que la instalación esté funcionando en el año 2020 de manera exitosa, pues desde distintos frentes se ha subrayado en más de una ocasión que esta infraestructura perdería parte de su razón de ser si careciera de conexión para trenes que enlacen con el puerto de Sines, en Portugal.

Por otra parte, 2018 también traerá novedades en la oferta de vuelos desde el aeropuerto de Badajoz. A lo largo del año, el Ministerio de Fomento debe convocar el concurso, bajo la modalidad de obligación de servicio público. De él saldrá la aerolínea que se encargará de las conexiones aéreas con Extremadura durante los próximos cuatro años a cambio de 3,5 millones de euros. Según el protocolo que a mediados de noviembre firmaron el presidente de la Junta y el ministro de Fomento, habrá un vuelo de Badajoz a Madrid por la mañana y otro de vuelta por la tarde, de manera que se podrá ir y volver en el día. Según detalló la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio hace un mes y medio, los vuelos partirán de Madrid entre las 6.30 y 7.30 horas de lunes a viernes, y regresarán desde Badajoz entre las ocho y las nueve de la mañana. Por la tarde se repetirá el recorrido. De 17.30 a 18.30 saldrán de la capital española y volverán a despegar de la pacense entre las siete y las ocho de la tarde. Los sábados no habrá servicio y los domingos sólo uno, con salida de Badajoz a las ocho de la tarde. En cuanto a Barcelona, habrá conexiones cuatro días a la semana, pero aún no se conocen los horarios.

En el capítulo de las comunicaciones y las infraestructuras, 2018 debe ser también el año en el que empiecen las obras de la ronda sureste de Cáceres. Ya están adjudicadas, por casi 21 millones de euros, de ahí que el inicio de los trabajos se presuponga inminente. Y también empezará a construirse el primer tramo de la ronda sur de Badajoz, que fue adjudicado hace un mes y medio. Se empezará por el tramo más complejo y caro, que incluye un puente sobre el río Guadiana. Tendrá cuatro kilómetros y facilitará el acceso desde la carretera de Olivenza al campus universitario, el hospital Infanta Cristina, Ifeba, el centro comercial El Faro y la salida a la A-5 (Autovía de Extremadura).

Empleo público Por fin habrá oposiciones y se estrenará el teletrabajo

Educación, Sanidad y Administración General. Son las tres áreas de la Junta de Extremadura en las que se celebrarán oposiciones este año. En Sanidad está confirmado que serán 1.368 plazas, pero es muy probable que al final sean más. Porque el plan de estabilidad nacional concede a la sanidad extremeña la posibilidad de convocar hasta 2.409 vacantes. Está por definir cuántas de estas se añadirán a las 1.368 ya confirmadas y cuántas se dejan para otro año. En cualquier caso, los listados provisionales de admitidos y excluidos a estos exámenes se publicarán en febrero y los definitivos en abril. Las pruebas podrían celebrarse en junio,

En Educación serán 1.267 plazas, de las que 1.052 serán para el turno libre. Abarcarán 65 especialidades y llegarán a todos los cuerpos docentes. El mayor número de vacantes se da en Inglés (148), Geografía e Historia (98), Física y Química (68) y Lengua Castellana y Literatura (66). Además, la Junta sacará a oposición el próximo año 85 plazas de funcionarios, 25 para el turno libre y 60 de promoción interna. Corresponden a las ofertas de empleo de 2014 y 2015 y, por tanto, deben ser convocadas para que no caduquen.

En este ámbito laboral, el año que está a punto de comenzar traerá también el estreno del teletrabajo. La administración anunció hace unos días que en enero se publicará el decreto que regulará esta novedad, y avanzó que tanto las mujeres embarazadas como las víctimas de violencia de género tendrán acceso directo a esta modalidad laboral.

Inversiones La azucarera, el parque eólico y las fotovoltáicas

Hay tres proyectos significativos que a lo largo del próximo año deben avanzar. Uno de ellos es la azucarera de Mérida, en la que el grupo empresarial Al-Khaleej Sugar, de Emiratos Árabes Unidos, invertirá más de cuatrocientos millones. El proyecto ya tiene la DIA (declaración de impacto ambiental) y todo está ahora en el tejado de los promotores, que aún no han aclarado si se decantarán por Mérida o por la otra ubicación que contemplan, en el Reino Unido. Si finalmente eligen Extremadura, la azucarera supondría la creación de unos doscientos puestos de trabajo directos. La planta funcionaría 150 días al año, con tres turnos diarios, y permitiría transformar hasta 5,4 millones de toneladas de remolacha al año.

Otra iniciativa que encara 2018 con la perspectiva de dar un paso al frente es la fotovoltaica que ocupará 830 hectáreas entre los términos municipales de Talayuela, Navalmoral y Rosalejo. Sus promotores calculan que el proyecto supondrá una inversión de trescientos millones. Hace unos días anunciaron que su intención es empezar las obras el próximo año, aunque para eso les hace falta la DIA que tienen solicitada. Mil empleos generará la construcción de la planta, de 300 megavatios y que tributará en la región. Una vez en funcionamiento harán falta cincuenta personas para su explotación y mantenimiento.

El tercer proyecto con perspectivas de avanzar a lo largo del próximo ejercicio es el parque eólico de Plasencia, que será el primero de Extremadura. Estará en la sierra del Merengue, junto a la entrada sur de la ciudad, y constará de quince aerogeneradores con una potencia total de 39,9 megavatios. La empresa Gas Natural Fenosa Renovables es la promotora, y tiene previsto invertir 37,8 millones. No hay plazos definitivos para su puesta en marcha, pero el proyecto recibió esta semana la Declaración de Impacto Ambiental favorable, por lo que si los trámites siguen su curso normal debería tener en breve la licencia para poder empezar a construirse el próximo año.

Otras iniciativas sobre las que deben despejarse incertidumbres a lo largo de los próximos meses son las plantas fotovoltaicas de Talaván (trescientos megavatios previstos), Bienvenida-Calzadilla de los Barros (224) y Usagre (quinientos). La primera de ellas ya tiene los permisos y empezará a levantarse cuando lo decidan los promotores, mientras que las otras dos están pendientes de recibir diversos permisos administrativos, aunque ya cuenta con el permiso medioambiental.

Cuentas públicas La financiación autonómica y los presupuestos

En el ámbito económico, Extremadura comienza el año pendiente de una clave de alcance nacional: el nuevo sistema de financiación autonómica. Es un asunto por resolver que presumiblemente se aclarará a lo largo de 2018.

Para el ejercicio que comienza están aún pendientes de aprobación los presupuestos regionales. La vicepresidenta de la Junta, Pilar Blanco-Morales, anunció el 15 de diciembre que PSOE y Podemos habían alcanzado un acuerdo para sacar adelante estas cuentas, pero cuatro días después, Marta Bastos, de la formación morada, matizó que aún quedaban flecos pendientes. Presumiblemente, esos matices se resolverán y los presupuestos saldrán adelante con el apoyo de los diputados socialistas y de Podemos.

Sanidad Hospital de Cáceres

2018 debe ser el año en el que abra al público una parte del nuevo hospital de Cáceres. El consejero de Sanidad y Políticas Sociales aseguró hace unos días, durante una visita a las obras, que la previsión es acabar la primera fase en en el año que está a punto de empezar, y disponer del equipamiento necesario para abrir en el segundo semestre, al mismo tiempo que se aborda el proceso de licitación de la segunda fase.

Será el primer hospital de la región en contar con uno de los cuatro aceleradores lineales que el Servicio Extremeño de Salud comprará con los 12,8 millones de euros donados por la Fundación de Amancio Ortega, el dueño del gigante textil Inditex. Estas máquinas de radioterapia fundamentales para tratar a los enfermos de cáncer llegarán en 2019 a los hospitales de Badajoz donde ya funciona una, Mérida y Plasencia. En esta última ciudad siguen pendiente de los quirófanos de cirugía menor ambulatoria y de la reforma de la UCI. Lo uno y lo otro forman parte de la ampliación del hospital Virgen del Puerto, que comenzó en febrero del año 2007, es decir, hace más de una década.

Vista aérea del complejo de lujo Marina Isla de Valdecañas: HOY
Vista aérea del complejo de lujo Marina Isla de Valdecañas: HOY

Tribunales y otros temas Elecciones en la UEx, Isla Valdecañas, el reglamento ómnibus...

A finales del año que viene, en diciembre si se repite el guión de hace cuatro años, la Universidad de Extremadura celebrará sus elecciones, y con seguridad estrenará rector, pues Segundo Píriz ya ha ejercido el cargo durante ocho años, el tiempo máximo que permite la norma. Presumiblemente, su sucesor tomará posesión a principios de 2019.

En el capítulo de tribunales, es obligado citar el caso de Marina Isla Valdecañas, que comenzó en el año 2007. En 2018, la Estación Biológica de Doñana deberá presentar el informe que le encargó el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), en el que tiene que responder a varias preguntas claves del caso, entre ellas la fundamental: ¿qué es mejor desde el punto de vista medioambiental, demoler el resort o dejarlo como está? El TSJEx dijo en su día que solo se guiará por el interés medioambiental y no le importará el coste de echar abajo el complejo residencial y de ocio. Ahora bien, también advirtió que una vez que tuviera sobre la mesa el dictamen de la Estación Biológica de Doñana, no descartaba pedir más informes técnicos, lo que podría, de nuevo, retrasar el final del caso.

Con 2018 llegará también el reglamento ómnibus, que básicamente es un anticipo de la reforma de la PAC (Política Agraria Comunitaria) que se producirá en la próxima década. El ómnibus concede a los estados más autonomía para fijar algunos parámetros que repercuten sobre el reparto de las ayudas. Permite, por ejemplo, que cada país elija si mantiene o no la distinción entre agricultor activo y no activo, algo que en los últimos años ha servido para garantizar que las explotaciones que recibían subvención eran productivas. Además, la Junta prevé que en 2018 se apruebe la ley regional de Memoria Histórica.

En el ámbito local, el año nuevo le tra a Mérida el inicio de las obras de rehabilitación del emblemático Teatro Cine María Luisa, cerrado hace 17 años. Y a Plasencia, un nuevo secretario local del PSOE y el comienzo de las obras para ampliar su EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales), que supondrá la mayor inversión pública en la ciudad en los últimos años: treinta millones para multiplicar por cinco la capacidad actual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos